Es que se ríen de nosotros, nos hacen pipí en la boca y se lo agradecemos como si fuera champán francés.

Las normas que van apareciendo en el BOE sobre las desescaladas y cada una de las fases son de verdad del todo risibles. Ya comenté que son tan especiales que se permitiría, por ejemplo, hacer un festival de jotas en la plaza de Braojos, pero con las mismas condiciones y precauciones no podríamos celebrar la santa misa.

Hoy quiero hacerme eco de otro dato interesante. Restaurantes y bares pueden servir en el exterior, en las terrazas. En el interior más tarde y con especialísimo cuidado. Parece que la razón estaría en que al aire libre el bicho ataca menos, siempre que se guarden las elementales distancias de seguridad. En ambiente cerrado, con menos ventilación, pareciera que el riesgo se multiplica. Está claro: menos posibilidad de contagio en el exterior. Tan es así que lo primero que se fue liberalizando fueron los paseos al aire libre, y lo último los centros comerciales.

Lo curioso es que esta teoría vale para todo excepto para la iglesia católica. Siguiendo la teoría de que cuanto más al aire libre menos peligro, podríamos afirmar que celebrar la misa en el exterior, especialmente si los templos tienen su propio espacio, sería mucho más seguro que hacerlo en el interior de los templos, generalmente poco ventilados. Pues no. Prohibidos los actos de culto en el exterior y en la vía pública. Puedo entender incluso, voy a ser bueno, aunque no es mi costumbre, que se trate de evitar romerías y procesiones, que suelen concentrar mucha gente, ¿pero una misa al aire libre y más si es en dependencias propias? ¿Por qué no se puede?

No me queda más remedio que afirmar que en el caso del culto religioso, especialmente en el culto católico, las razones parecen otras. Aprovechando el coronavirus, y en aras del cuidado sanitario de la población, se van pegando hachazos a libertades tan básicas como la libertad religiosa. Estos partidos que nos gobiernan no son aconfesionales, lo que significaría que para ellos todas las religiones son respetadas y no hay una religión oficial del estado, sino laicistas, es decir, enemigos de todo lo religioso, y especialmente de lo católico, que es lo que más pica, especialmente porque la Iglesia católica, o al menos una parte, es la única institución capaz de oponerse con una cierta fuerza ante su ingeniería social.

Es vergonzoso, aunque evidentemente no pasará nada. A ver, señores de bares y restaurantes: en el interior nada, que hay más peligro. Pero eso sí, pueden montar terrazas, que hasta vamos a facilitar más espacio para que lo hagan con comodidad. Qué bien. Pues entonces los católicos mejor si tenemos las misas y los demás actos de culto en el exterior. Ah no. De eso nada desde que se dieron las normas para la desescalada fase 1, artículo 9 2.d: “No se podrá utilizar el exterior de los edificios ni la vía pública para la celebración de actos de culto”.

Ya. Pero según se avance… No hay avance que valga. Segunda fase. Artículo 9 2: “Serán de aplicación los requisitos previstos en el artículo 9, apartados 2 y 3, de la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad”. Es decir, que lo mismo. Culto prohibido en el exterior.

Menos mal que pronto llegaremos a la fase 3. Perfecto. Nos leemos el BOE. Artículo 9 2: “Serán de aplicación los requisitos previstos en el artículo 9, apartados 2 y 3, de la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Es decir, que con el BOE en la mano, se puede hacer deporte, ir a los centros comerciales, jugar la liga de fútbol, tomarse unas cañas al aire libre, ir al cine, al teatro, a ver un museo. Pueden ir al zoo, asistir a un congreso, tomar el sol, bañarse en playas y piscinas… Pero ni se les ocurra sacar la procesión del Corpus o la del santo patrón o celebrar misa al aire libre.

No me estoy inventando nada. Es la lectura del BOE. Evidentemente no pasa nada. El culto dentro del templo, cuidadito con salir. Oigan, que es que en el interior hay más contagios. Mejor… mucho mejor. Muéranse.