Las Cuevas del Drach, en Mallorca, son la de mayor extensión y grandiosas de toda Europa

CUEVAS DEL DRACH (MALLORCA): Y JULIO VERNE NUNCA ESTUVO AQUÍ

Compuestas por cuatro cuevas unidas entre sí: Negra, Blanca, Luis Salvador y la cueva de los franceses, esta maravilla natural de Manacor, en Mallorca, es uno de las visitas más turísticas de la isla. Fueron creadas en el Mioceno, debido a la entrada del mar que fue creando túneles y galerías subterráneas que ya eran conocidas durante la Edad Media. En el siglo XIX se acondicionó para que pudieran ser visitadas, por lo que se añadió un nuevo acceso, escaleras, un trazado de 1.200 metros y se realizó la instalación eléctrica de la cueva. Hoy, además, la visita permite recorrer el lago Martel, llamado así por su descubridor.

 

Solo un problema, que yo veo y es el exceso de visitantes y las barcas que navegan por allí, que con algún remo darán a una estalagmita. Además, de un considerable y excesivos grupos de turistas, que sin apenas vigilancia, se llevarán un trozo de estalactitas, como recuerdo y barbarie.

Deben controlarse las visitas a la cuarta parte de la mitad y de la mitad, con grupos de máximo 10 personas y un guía que explique y controlen tanta hermosura natural.

Magníficas cuevas formadas por la acción del agua del mar Mediterráneo, que podrían remontarse al "Mioceno" y con un lago interior,-Martel,- por el que se pueden dar románticos paseos en barca.