32467_whatsapp_image_2020-07-26_at_20.47.34
Yo no sé si ahora circularán por la Universidad aquellas "octavillas" que circulaban en mis tiempos y que nos entretenían a los que no sabíamos nada sobre ellas. El caso es que en la cafetería de la Facultad (la mía aquel año de 1960 era la de Filosofía en la Ciudad Universitaria), en el comedor del SEU (el mío era el de Estomatología), en la biblioteca, en los pasillos, en el tranvía y hasta en la sopa. Naturalmente eran "octavillas" escritas en papel malo, sin firma y algunas incluso a mano... hechas en multicopistas y a escondidas, ya que la policía las perseguía como si fuesen el demonio. A mí, lo confieso, me gustaba leerlas, porque algunas hasta eran graciosas, pero con cierta prudencia, porque si te encontraban con alguna de ellas podías tener problemas.
                   A pesar del "peligro" yo las guardaba y muchas siguen todavía en este baúl de MIS RECUERDOS que ahora he abierto para "El Correo de España".
                   Lean, por ejemplo, esta que he encontrado, ya amarillenta y casi rota, de la que guardé algunas más
 
"          "Vamos a derribar la Monarquía. Vamos a abrir el palenque a la ciudadanía española, que nunca se sintió verdaderamente libertad y últimamente llegó al grado de mayor oprobio y cuando hayamos derribado el régimen monárquico, cuando hayamos instaurado una República, que cada cual, dentro del ruedo amplísimo de la Democracia, propugne por el triunfo de sus ideales con todo el ímpetu que quiera, porque en el agrupamiento de fuerzas para derribar el régimen y acaban con la dinastía de los Borbones a nadie se pide la abdicación de sus ideales. A la Monarquía española, a la dinastía española, ya no le quedan en el campo político más que sombras. Eso que veis erguirse como fuerzas políticas en su defensa no lo son.Son simplemente la expresión de intereses  materiales, que forzosamente, por ley fatal han de estar adscritos de manera incondicional al régimen que impere en un país"
                Bien,  como ven era una diatriba contra la Monarquía y contra la  dinastía de los Borbones... yo no supe entonces que el texto era un párrafo del discurso famoso de Indalecio Prieto de 1930, cuando ya la Monarquía se tambaleaba. 
                          Pero, cuando hace unos años lo identifiqué pensé (y ahora más con la que les está cayendo al Rey Juan Carlos y a su hijo, Felipe VI) que la Historia no se repetirá, pero España, SÍ.