Pues sin darnos cuenta se ha ido el verano de la avestruz. Lo llamo así porque los españoles han preferido las vacaciones a ocuparse de los problemas presentes y los que asoman por el horizonte. 
 
Pero esta táctica del plumifero, no resuelve nada. Ignorar los problemas no es solucionarlos. Ahí siguen estando los millones de parados, los jóvenes sin futuro, la despoblación, la invasión islámica, los separatismos, la desindustrialización...
 
Tenemos que tomar la iniciativa y hacerle ver a los españoles la bancarrota en la que nos encontramos. Gracias a Dios nuevos proyectos periodísticos han nacido con esta misión como decisión radio y Ñ tv. Tras la traición liberal es importante seguir anclados en nuestros ideales y difundirlos. Es una tarea de David contra Goliat pero seguro que el Señor nos echa una mano.
 
Pero a lo que iba. Como nos encontraremos en este invierno? Se habrá producido ya esa chispa incendiaria que haga levantarse a las masas contra este régimen esquilmador? Aparecerá alguien por fin que nos devuelva la ilusión y la fé en el futuro?
 
Los patriotas tenemos que movernos pues la ocasión se presenta ya. Un grupo de ellos están promoviendo la creación de una plataforma de derecha republicana con el fin de pedir un referéndum sobre la monarquía actual, que ni pincha, ni corta pero come mucho. Me han pedido mi apoyo pero yo creo que si se vinieran a la casa común de FE-JONS sería lo mejor. Pues es el único partido antisistema que se presenta a las elecciones.
 
Yo por mi parte tengo mis planes. Me gustaría vender muchos discos del álbum Blue Rockers producido por mi. Así que vuelvo a rogarles la compra masiva de dicho disco en la tienda falangista.  Con ese dinero, tanto FE-JONS como yo podríamos hacer unas campañas electorales dignas, ya que mi mayor ilusión en estos momentos sería el presentarme a candidato al congreso por mi querida provincia zamorana. Por FE- JONS claro.
 
Hay que lograr que esa España vaciada vuelva sus ojos hacia nosotros como su última esperanza de desarrollo.  Para ello necesitamos mucho dinero. Para llenar toda la vacía España del interior de carteles de propaganda que hagan llegar nuestro mensaje a estas desesperanzadas gentes. Por ello vuelvo a rogar que compren masivamente el disco en la tienda falangista.  Ayudarían a las campañas de FE-JONS y a la mía en Zamora. Con miles de de carteles que digan Contra la despoblación Falange de las Jons.
 
Y llevar nuestro mensaje a los parados, jóvenes y adultos que miran con temor el futuro. Y a los que están hartos de separatismos y de la invasión islámica. Vuelvo a repetir. Para ello es necesario mucho dinero. Y a cambio de ese dinero Freddy y yo les hemos creado el disco de la década. Así que ya mismo espero que estén buscando en google la tienda falangista.
 
Solo nosotros ofrecemos un proyecto para la reindustrializacion de nuestra patria. Solo nosotros abogamos por el fenecimiento del explorador régimen del 78. Por eso hago estos llamamientos a todos los patriotas y a los desencantados del latrocinio. Llega nuestro momento si sabemos aprovechar la ocasión. Por eso les vuelvo a pedir la difusión del Blue Rockers y su masiva compra. Un excelente disco a cambio de unos pocos euros que sufragarían nuestras campañas. La de FE-JONS en general y la mía en Zamora en particular.
 
Y quitemos de en medio a los apoltronados de Vox y a su reyecito. España no soporta el borbonato ni un día más. Todo son robos e injusticias. Una patria exhausta tiene que rebelarse contra el estado de las cosas de una vez. La enorme subida de la luz debería suponer el punto y final a esta era chorizil.
 
Yo por mi parte me comprometo si compran mi disco masivamente a presentarme al congreso por Zamora y a pagarme la campaña con ese dinero. Tengo ya en mi mente los carteles compuestos y los eslóganes.  Les prometo que utilizaré todos mis recursos y capacidad para solucionar el problema que me tiene obsesionado. El de la España vacía.
 
Y ayudar a resolver los demás, claro. Para ello contamos en FE- JONS de valiosos cuadros y de un programa de reformas radical, radical en el sentido de que va a la raíz de los problemas.  Así que dejemos, españoles, de utilizar la táctica de la avestruz y atrevamonos a encarar los numerosos problemas que nos aquejan de una vez.