El patriotismo español ha perdido uno de los pocos foros públicos de expresión que le quedaban. "Micrófono Abierto", el programa de Radio Inter que tomó el relevo del histórico "Sencillamente Radio", se despidió de las ondas el pasado 7 de febrero, dejando vacío un espacio dominical en el que los españoles podían hablar con libertad y sin censura sobre las desgracias que viene sufriendo España durante las últimas décadas. El Correo de España ha querido conocer más detalles de esta triste noticia y hacer un repaso de la historia del programa, hablando con su último director, Rafael Nieto, que también es columnista de este diario digital.
 
Pregunta: ¿Cuál ha sido el motivo de la desaparición del programa?
Respuesta: Bueno, realmente el único motivo ha sido la falta de un patrocinador que cubriese los gastos de producción. Antes de la pandemia, el programa tuvo algún patrocinio y algún apoyo por parte de anunciantes clásicos de la emisora, pero desgraciadamente la actual situación de crisis económica ha terminado con cualquier posibilidad de mantener el espacio en antena, al menos de momento.
 
Pregunta: ¿Significa eso que Micrófono Abierto podría volver a estar en antena en el futuro, quizá dentro de poco tiempo?
Respuesta: Por supuesto que sí, si la dirección de la emisora lo considera oportuno y si aparece un patrocinador que se haga cargo del espacio, como ha venido ocurriendo en las últimas décadas.
 
Pregunta: ¿Son tiempos especialmente difíciles para la radio?
Respuesta: Son tiempos difíciles para todos. La economía española ha quedado devastada por la crisis que ya arrastraba, y por los efectos desastrosos de la pandemia. Los MCS, en general, lo están pasando también fatal. En todo caso, habría que preguntarse cómo es posible que un programa dominical de tanta audiencia puede quedarse sin patrocinio, siendo uno de los pocos altavoces que le quedaban al patriotismo en la radio española. Recuerda episodios del pasado, como por ejemplo el cierre del periódico El Alcázar, que defendía prácticamente los mismos principios e ideales que Micrófono Abierto. 
 
Pregunta: Hablamos de un programa, con su antecesor Sencillamente Radio, que ha sido un verdadero referente de la radio española...
Respuesta: Sin duda alguna. Estamos hablando de más de 40 años de emisión prácticamente ininterrumpida. Durante muchos años, el debate de Sencillamente Radio fue uno de los más seguidos en la radio del fin de semana, y desde luego el más interesante desde el punto de vista de los contenidos y de la polémica que generaban los propios oyentes.
 
Pregunta: ¿Cómo comenzó todo?, ¿cuál es el origen de Sencillamente Radio?
Respuesta: A finales de los setenta, el productor José Sanjurjo ideó una fórmula distinta para los fines de semana, a la que Juan Pedro Sánchez (otro histórico de la Inter) bautizó como "Sencillamente Radio", un espacio que inicialmente incluía entrevistas, música, actualidad...Como el tiempo dedicado a los oyentes era el que resultaba más atractivo e interesante (debido a que no había ningún tipo de filtro ni de selección previa de llamadas), se decidió dedicar todo el tiempo del programa a la audiencia. Miguel Vila fue su primer director, después llegó Carlos Manuel Sánchez, pero en realidad el gran director del programa fue, sin duda, Eduardo García Serrano, actual director de El Correo de España.
 
Pregunta: Eduardo no dejaba indiferente a nadie..., como es habitual en él. 
Respuesta: (Risas) Efectivamente. Los editoriales de Eduardo eran piezas de orfebrería periodística, verdaderas joyas. Esos editoriales, sumados a su estilo singular, la cadencia de su voz, y el contenido de sus comentarios (defendiendo siempre lo políticamente incorrecto, es decir, el verdadero patriotismo y las señas de identidad de la civilización cristiana), llevaron al programa a un éxito impresionante. Un éxito que se tradujo también en un considerable número de anunciantes y de patrocinio (la inmobiliaria Gestur) que garantizaron, durante mucho tiempo, su viabilidad económica. 
 
Pregunta: ¿Qué sucedió después?, ¿cuándo llega Vd. a la dirección del programa?
Respuesta: En octubre de 2012, Eduardo pasa a desempeñar otros cargos en el Grupo Intereconomía, que le impiden continuar con su programa de radio. En ese momento, recibo una llamada de Gerardo Sanjurjo (hijo de José y productor del espacio en ese momento) para saber si podía hacerme cargo del programa. Desde ese momento empiezo a dirigir el programa, que con el patrocinio de Gestur y algunos anunciantes más, sigue siendo un espacio muy escuchado los fines de semana, y así se mantuvo durante los seis años que me mantuve al frente del programa, hasta que Radio Inter pasa a formar parte del Grupo Internacional de Medios. Es entonces cuando la dirección de la Inter toma el control del programa y le cambia el nombre, al no llegar a un acuerdo de continuidad con Gerardo Sanjurjo. Desde ese momento, Sencillamente Radio desaparece y comienza Micrófono Abierto, con el mismo horario dominical, de 8,30 h a 11 horas.
 
Pregunta: ¿Cuál era la línea editorial del programa?
Respuesta: Bueno, hasta la llegada de Eduardo a la dirección, no era un espacio que tuviese una línea editorial muy definida, más bien era un programa de actualidad sin más. Es Eduardo quien, como dije antes, lo convierte en un referente del patriotismo español sin complejos, es decir, sin las ataduras de lo políticamente correcto. Eduardo se encargó de desmontar las mentiras del Sistema sobre el franquismo, sobre la leyenda negra, sobre la Iglesia Católica y su impagable legado cultural y moral..., todo con su maestría habitual, de una forma didáctica pero a la vez contundente y sin medias tintas. En realidad, yo lo único que he hecho, modestamente, ha sido continuar con esa línea, porque Eduardo ha sido uno de mis maestros en el periodismo, y desde luego comparto sus ideas en un porcentaje muy, muy alto.
 
Pregunta: ¿Cuál ha sido el papel de los oyentes a lo largo de estos cuarenta años de radio?
Respuesta: Fundamental. Ten en cuenta que estamos hablando de horas y horas de presencia en antena, sin filtro ni selección de llamadas. Se puede decir que han sido los protagonistas del espacio. Muchos de ellos fueron, en la práctica, auténticos colaboradores: Jesús Muñoz, del sindicato TNS (colaborador también de este diario), doña Pilar, de la AVT, que en paz descanse, Enrique, Antonio, Belén y su hermano Mario, Camilo..., en fin, muchísimas personas que debatían con absoluta libertad, y con muy pocos incidentes reseñables a lo largo de esas 4 décadas.
 
Pregunta: ¿Podría contarnos alguna anécdota divertida, algo que recuerde de estos años?
Respuesta: Bufff, muchísimas...(risas) Recuerdo que a Eduardo le llamaba a veces un individuo que simplemente tiraba de la cadena del wc cuando entraba en antena..., a ese sujeto también lo heredé yo, porque alguna vez me lo hizo. Muy majete, el chaval. Otro oyente, que llamaba desde Málaga, tenía una verdadera obsesión con los "judíos masones", y daba igual el tema que yo pudiese proponer para debatir, porque siempre, siempre me lanzaba un ataque contra los "judíos masones". Otro domingo entró en directo un tío que hablaba exactamente igual que Pablo Iglesias, pero igual, hasta el punto de que yo estaba convencido de que era él...Bueno, nunca lo llegaremos a saber.
 
Pregunta: ¿Le ha producido tristeza el final del programa?
Respuesta: Bueno, la vida son etapas. He estado en total más de 8 años trabajando los domingos por la mañana, con lo que eso supone también de sacrificio personal y familiar. Pero no voy a negar que me genera una profunda decepción que no haya habido ni una sola empresa que haya querido salvar un programa de radio con 40 años de historia y decenas de miles de oyentes. Eso es algo, para mí, muy difícil de entender. Las ideas que hemos defendido Eduardo y yo los domingos en la Inter son ideas que no defiende prácticamente nadie en la radio española de hoy, lo digo con pena pero es así. Creo que el final de este programa es muy negativo para el conjunto de la sociedad española, porque se cierra una ventana de libertad y de verdad histórica.
 
Pregunta: ¿Qué ha aprendido profesionalmente hablando en estos años?
Respuesta: Muchísimas cosas, de verdad. El contacto con los oyentes es una experiencia profesional muy especial. El hecho de no tener filtro ni selección de llamadas te daba un poco la sensación de ser un torero de las ondas esperando al toro "porta gayola", sin más defensa que tu propia capacidad de responder, de improvisar o de salir airoso de un momento comprometido. Sinceramente, se lo recomiendo a todos los profesionales de la radio, es un ejercicio mental muy intenso, y se aprende mucho también sobre la psicología colectiva.