El pasado fin de semana de este mes de mayo (mes de María y del Rosario) los días 7 y 8, dio comienzo en las provincias hispánicas valentinas, el Reino de Valencia, un Año Jubilar Mariano hasta el próximo día 8 de mayo del 2023.
 
Con motivo del Centenario de la Coronación de la Virgen María (Hispania es Tierra de María, no hay Pueblo más devoto de la Madre de Dios, ni reinos que más hallan servido a Ella, que los reinos hispánicos, y muy especialmente los bañados por el Mare Nostrum, incluidos los reinos de Nápoles y Sicilia) la Santa Sede ha Decretado este Año Jubilar para Caridad y Bien a todos los fieles; el perdón de los pecados... ¿Qué Regeneración más plena y profunda que ésta podemos tener cada uno de nosotros y para toda Hispania? ¿Qué Bastión o Baluarte mayor que Ella frente al Globalismo y sus pérfidos agentes?.
 
Muchos colectivos nos hemos congregado durante todo este fin de semana en torno a Ella, de manera muy especial el Día de la Misa de Infantes, en las plazas de la Virgen y de la Reina, junto a la Real Basílica y a la Catedral, pero también en las calles anexas llegando a reunir a miles de valencianos, fieles de otras provincias hispánicas y a cientos de turistas.
 
Los colectivos más destacados fueron, sin duda alguna, La Archicofradia de la Virgen de los Desamparados y sus hermandades asociadas, y en el ámbito nacional el Movimiento Oficio Hispánico, colectivo para la regeneración hispánica cuya sede está en Valencia y que tiene como prioridad fundamental y esencial la Reconquista Hispánica de las manos masónicas y globalistas para una Nueva Cristiandad que sirva al Reino de Dios.
 
A lo largo de este Año Jubilar ''Magnum Gaudium'' iremos publicando, Dios mediante en este Digital, una serie de artículos  con el fin de fortalecer la Fe y el Ánimo en cada uno de nosotros, la Moral Nacional y Popular ante esta crisis en la que estamos sumidos, y nuestra determinación frente al llamado Nuevo Orden Mundial, que es tan viejo como la Torre de Babel y fruto del Anticristo.
 
Abrimos este Año Jubilar invitando a todos los lectores a acudir a Valencia, a su Basílica para Gloria de Nuestra Señora, de Jesucristo Rey y de toda la Hispanidad.