Ciudadanos con bozal

como perros de su amo,

bien dispuestos a ladrar

al que no esté amordazado.

El pensamiento abrevado

en las fuentes del global

pensamiento que ha dictado

desde arriba el Gran Hermano.

Un pánico irracional

a un virus prefabricado

que de la manga se ha

sacado un maligno mago.

Cristo-Dios arrinconado

en reducto marginal

y en el asiento papal

un hereje apoltronado.

Como toro ya cuadrado

que va a ser estoqueado,

el mundo está preparado

para el nuevo orden mundial.