Tras el derribo de la Cruz de “Aguilar de la Frontera”, el próximo objetivo y no olvidado, es el derribo de la Cruz del Valle de los Caídos, porque recuerda al Franquismo, según la Ministra Carmen Calvo. El Instituto de Política Social, ha advertido esta mañana con que mucho ojo con atentar contra los sentimientos religiosos, una amenaza que va directa contra el plan orquestado por el “Gobierno Social Comunista”, así lo expone el presidente del Instituto, Pablo Hertfelder García-Conde, quien se ha sumado a través de las redes sociales a la recogida de firmas que la asociación Abogados Cristianos ha puesto en marcha, para recordarle a la Ministra Calvo que con los sentimientos religiosos no se juega y que por lo tanto frene de inmediato la idea de querer derribar muy próximamente la Cruz de la Basílica del Valle de los Caídos, a lo que se sumaría la expulsión de los Monjes que allí residen.

Este Instituto, advierte con usar todos sus esfuerzos y métodos legales para frenar lo que consideran un atentado muy grave contra la libertad religiosa. No es la primera vez que se querellan contra una Ministra, de hecho, la primera denuncia en los tribunales contra la Ministra de educación y FP, Isabel Celaá, fue orquestada por el propio Hertfelder García-Conde. El Instituto de Política Social (IPSE) es un organismo internacional civil, de carácter independiente, fundado en 2019, que tiene como misión la promoción de la familia y la ayuda a sus componentes.

Cuenta con estructura y representación en diversos países de Europa e Iberoamérica. El Instituto, señala que el objetivo de exhumar el cadáver de Franco, ya se consiguió por parte del gobierno, pero no les bastó, señalan desde el Instituto de Política Social, quieren acabar con todo lo que les recuerde que hay un Dios y que hay una religión, sentencian. “El gobierno quiere demostrar que pueden acabar con la religión, pero no son conscientes de que esto sólo supone que los cristianos reafirmemos con más contundencia nuestra fe y nuestras raíces, el Humanismo Cristianos es una pieza fundamental en España, por mucho que se empeñen en querer cambiar eso, no lo conseguirán, ni con una ley de memoria histórica, podrán cambiar la historia”- indica Pablo Hertfelder García-Conde, fundador del Instituto de Política Social (IPSE).

La entidad recuerda que es fundamental un pronunciamiento claro por parte de la Santa Sede e inciden en que la Conferencia Episcopal Española, tiene y debe de alzar la voz con muchísima más fuerza de lo que hacen, el Instituto, recuerda que cuando se han dado las máximas persecuciones a los Cristianos, es cuando más se ha necesitado escuchar la voz de la Iglesia en un mundo que a su juicio, está tambaleándose.

Exigen que los Obispos se planten, actúen y alcen su voz, pues según este Instituto, hace falta que la Iglesia tome la acción social, recordando que es fundamental no dejar desamparados a los Monjes del Valle de los Caídos, que a juicio de este Instituto, se encuentran muy solos.

PABLO HERTFELDER GARCÍA: “ NO VAMOS A CONSENTIR QUE SE ATENTE CONTRA LOS SENTIMIENTOS RELIGIOSOS, ESTO ES UN DELITO DE ODIO MUY GRAVE. CONSIDERAMOS USAR TODA NUESTRA FUERZA SOCIAL Y LEGAL PARA PARALIZAR DE INMEDIATO ESTA CRISTIANOFÓBIA RADICAL”