El aborto es un derecho

dice la ministra de igualdad,

como si hubiera algún derecho

a tu hijo asesinar.

 

Médicos hechos matarifes.

Eso sí que es progresar,

progresar hacia la barbarie

del feminismo criminal.

 

¿A las niñas no nacidas

qué feminista las defenderá?

Puedes estar seguro:

ninguna lo hará.