Entrevistamos a Daniel Rivera, director de Skyline, que ha solicitado al Real Madrid femenino que no acepte ese patrocinio, porque considera que contribuye a perpetuar la discriminación de la mujer saudí.

Háblenos un poco de como nace Skyline y su razón de ser...

Somos una organización pequeña, que nació en Noruega en 2015 y se ha ido expandiendo ahora por España. Nacé por la necesidad de defender el derecho de expresión en el Norte de África y Oriente Próximo. Desde el ocaso de las Primaveras árabes en 2012, la región se ha visto involucrada en un espiral de violencia y guerras civiles, y en casi ninguno de los países de la región se respetan muchos derechos básicos, como el derecho a expresarse libremente.

En la actualidad existe un déficit absoluto en cuanto a libertad de expresión se refiere en países como Egipto, Siria, Palestina, Iraq, Arabia Saudí, Yemen, y Emiratos Árabes entre otros. Skyline tiene la misión de defender a periodistas, editores, y otros profesionales en el medio que sufren represión, detenciones arbritarias y condenas excesivas por el mero hecho de informar al público. En este sentido, Arabia Saudí ha jugado un papel muy activo en reprimir la libertad de expresión, especialmente entre las mujeres aunque no exclusivamente como comprobamos con el caso de Jamal Kashoggy.

¿Por qué han solicitado que el Real Madrid no acepté este patrocinio proveniente de Arabia Saudita?

Este acuerdo es una forma de propaganda que busca irónicamente utilizar al equipo femenino de fútbol para patrocinar una imagen de modernidad y apertura que no corresponde con la realidad del reino. Si bien es cierto que Arabia Saudí ha iniciado un proceso de modernización sin precedentes, todavía queda mucho que hacer para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres. Mas aún, en el último año el reino ha aumentado la represión entre activistas y disidentes, y numerosas mujeres activistas viven bajo amenazas, y son desprestigiadas y reprimidas por pensar diferente. Acuerdos como este contribuyen a perpetuar la discriminación de la mujer saudí.

¿Qué alternativas les ofrecen?

El Real Madrid es una institución poderosa y conocida internacionalmente que tiene los recursos suficientes para encontrar patrocinadores que respeten los derechos de las mujeres.

¿A veces en el mundo del deporte prima más el aspecto ecónomico que los valores?

Desgraciadamente, pero este no debería ser modelo para las nuevas generaciones. el deporte tiene que estar más comprometido con causas sociales que afectan a gran parte de la humanidad. Todos debemos colaborar para infundir valores positivos, basados en el respeto.

¿Creen que pueden conseguir su objetivo?

Nuestro objetivo es denunciar un acuerdo que no es bueno para el Real Madrid y las mujeres saudíes. Es un acuerdo que solo beneficia Arabia Saudí y creemos que el público debe conocerlo. Solo Skyline no puede parar un acuerdo así, pero todos juntos si podríamos hacer historia.

¿Qué otras campañas están promoviendo?

En la actualidad Skyline esta centrando sus esfuerzos en defender la libertad de expresión online. Hemos lanzado varias campañas defendiendo a usuarios de internet que han perdido sus cuentas en Twitter y a periodistas que permanecen detenidos injustamente en el golfo.