El rey pasmado.

Ni se ha percatado.

El problema no es la tricolor.

Que también es un horror.

Todo radica en la talmúdica constitución.

Que trajo lo que nos gobierna hoy.

Padeciendo los cristianos el calvario de Cristo redentor.

España necesita repasar la lección de Historia.

El discurso del monarca es vacuo de toda sustancia,  no hay ingrediente que esté al dente.

La obra de rehacer España está por hacer.

Los borbones son los masones traidores.

El bienio negro. Agrio, ácido y sectario.

Ambos obvian a Dios y a la nación.

Sustentan un régimen constitucional.

Que da cabida a todo mal.

El mito de Casandra con Apolo

Se cumple a la perfección.

Predicando en el desierto.

Nos conducen a las catatumbas

Como los primeros cristianos.

Queda coger antes la biblia en mano.

Habitando en la verdad, combatiendo el bien Versus el mal.

La bandera sigue alzada en el nombre de la tradición para desembocar en la tan ansiada revolución.

Paradójico que la tercera república venga de la mano de un rey. Jaque mate y España será todo un desastre.

Los bienes materiales dejan de lado a la espiritualidad que esta segunda es  el verdadero estado del bienestar.

Arriba España, abajo El rey.

No queremos ni su orden ni su ley.

Invoquemos el orden social y laboral ligado al jerárquico militar.

Arremetiendo contra todo aquel emérito que se encuentre fuera de la ley.

El discurso de la casa real

Es todo una vulgaridad.

carente de toda credibilidad.

Los del Verde, irse a la merde.

Feliz navidad a los compatriotas y camaradas de verdad realzando la estética e invocando su supremacía en alza rebosante de toda dignidad.

Ni borbones, ni tricolores.

Que me tocan los cojones.

Puros bufones.