Heraldo_57

UNA vez más la televisión puso de manifiesto que hoy el pueblo español vive pendiente de la Guardia Civil y que las dos Españas (la de la clase política y la real) contemplan de manera bien distinta el tricornio de esos hombres que siguen siendo una de las columnas vertebrales de la Patria.

Porque fue la televisión la que mostró a España entera el estallido del "pueblo" que presenciaba "in situ" el desfile militar de Barcelona... y la que no pudo "manipular" el entusiasmo de aquella gente que arrojaba rosas rojas al paso marcial de los representantes de la Benemérita Institución.

 

¡Toda una "respuesta" del pueblo a la clase política que hoy dice gobernar España!

 

Porque, la verdad (sí, la verdad aunque duela) es que el "trato" que los políticos de esta hora tonta de España están dando a la Guardia Civil no es justo ni inteligente.

 

¿Consecuencia de "lo" del 23 de febrero?

 

No. Categóricamente, no.

 

Porque, sobre todo a los socialistas, esa animadversión les viene de antiguo. Al menos desde que en 1934 fuerzas de la Guardia Civil (unidas a los legionarios de Yagüe) impidieron que Largo Caballero y compañía se apoderasen del poder democrático "por la fuerza" y sin caretas.

 iuhliuhn

Primero se la ha querido "desmilitarizar". Después se la ha querido desprestigiar (incluso echándole encima el atraco del Banco Central de Barcelona) y siempre (venga a cuento o no), separar o alejar del pueblo llano y sencillo.

 

Pues bien, ahí está la respuesta del pueblo.

 

Una respuesta contundente y sin diplomacias.

 

Porque nadie negará que los mayores aplausos del público que llenaba la Diagonal de Barcelona fueron para los Guardias Civiles que participaban en el desfile (¿de la Victoria?). Y eso que nunca como en esta ocasión se había aplaudido tanto el paso marcial de nuestros Ejércitos o se había esperado con tanto interés el paso de la Legión.

 

¿Y eso qué quiere decir?

 

Pues, quiere decir que esta clase política -entre otras cosas- ya no conecta con la España real, sí con esa España que dicen representar.

 

Pues, quiere decir que la España real está más con el orden y la autoridad que representa y simboliza la Guardia Civil que con el "pasteleo" y el desgobierno que son la actual clase política.

 

Pues, quiere decir que los españoles de a pie mal que les pese a socialistas, comunistas y demás demócratas de toda la vida, siguen viendo en el tricornio y la pareja la convivencia y el progreso de ayer.

 

Pues, quiere decir que los españoles están ya hasta las narices del terrorismo y de tanto atraco, robos, violaciones, chantajes, huelgas salvajes, piquetes y tiros en la nuca... como estamos soportando desde que llegó esta clase política.

 

Pues, quiere decir que el pueblo español ya sabe lo que hay detrás de tanta ''pantalla democrática" y lo que hay detrás de un uniforme verde y un tricornio negro.

 

Porque lo que nadie podrá negar es que con esas rosas rojas el pueblo catalán (esta vez en representación de todo el pueblo español) ha querido borrar "democráticamente" los agravios al Honor que "otros" están cometiendo contra la Guardia Civil.

 

¿Está claro?

 

Pues, amigos míos, a ver si la lección sirve de algo y se rectifica a tiempo... ¡a tiempo de no perder el entusiasmo de unos hombres que tienen por divisa el Honor y por meta el bien de España!

 

Claro, que "eso" es lo que quisieran muchos de nuestros actuales "padres de la Patria”... tal como se les escapó días pasados cuando lo del atraco al Banco Central. ¡Porque hay que ver lo contentos que se mostraban algunos mientras creyeron que "allí" dentro estaban el capitán Sánchez Valiente y sus guardias civiles ... y lo tristes que se han quedado cuando han sabido que "allí" ni había guardias civiles ni había extrema derecha, que lo que habían eran "unos cacos listillos" que se han reído de toda la clase política!

 

Señores, esto está ya más claro que el agua.

 kjhuilu

Porque el pueblo ha hablado como hacía tiempo que no lo hacía. Y el pueblo ha dicho que quiere la unidad de España, que quiere la bandera de España, que quiere al Ejército de España y que quiere a la Guardia Civil de España.

 

Y todavía más: el pueblo ha dicho la semana pasada (y ante el Rey) que ya está bien de "cachondeo" y que ha llegado la hora de mostrarse tal cual es y tal como piensa.

 

Que todo eso de las "libertades" y lo del "Estado de las autonomías" está muy bien... pero, que por encima de todo eso, quiere Paz, Orden, Trabajo, Autoridad, Progreso y Dignidad.

 

Por tanto, ahora es el momento de dar el "golpe de timón" que tantas veces pidiera el zorro Tarradellas y reconocer públicamente que todos, absolutamente todos, se han equivocado desde aquel fatídico día que iniciaron la Reforma y se adentraron por el camino que conduce en directo al precipicio. O eso o elecciones generales anticipadas sin trampas y sin manipulaciones televisivas.

 

Sí, ciertamente España vive hoy pendiente de la Guardia Civil... aunque la clase política vea un tricornio y se eche a temblar. Pero ¡quien tiembla cuando ve acercarse a una pareja con tricornio es porque, en el mejor de los casos, no tiene tranquila la conciencia o se ha saltado a la torera el Código de la Circulación! ... como se deduce de las memorias del viejo Lute.