En España, no sé si en otros Países es igual, pero en la esfera de Hispanoamérica, me imagino que así será, siempre, se ha confundido la VALENTÍA CON EL TAMAÑO DE LOS HUEVOS.

Y poco o nada tiene que ver una cosa con otra

Siempre se ha dicho o exclamado:

¡Hay que ver que huevos tiene es tío! ¡Qué machote  y que huevos tiene!

Las gentes confunden que un hombre muy atlético, alto y muy fornido, tiene “más huevos”, que uno que es bajito, regordete y con voz afeminada. Al primero, ya le encasillan como un MACHOTE, con grandes huevos, mientras que al segundo, le toman por un aprendiz de hombre.

Eso sí, sin ver el volumen y tamaño de sus huevos o aún viéndolos, ya que no nos ayuda en nada, pues nada o poco tiene que ver, quién es más valiente, tiene más virilidad y más arranque.

La basura de cobardes, mediocres y miserables, engendros, que cuando se refieren a D. Francisco Franco, le tildan de bajito, que lo era, de voz afeminada, que pudiera ser que la tuviera y en conclusión a ello, con “Pocos cojones”. Eso sí sin habérselos visto.

¡OJALÁ, EN NUESTRA PATRIA YACENTE, EXISTIERAN MUCHOS BAJITOS, CON VOZ DE MARIQUITA, COMO NUESTRO CAUDILLO!

Si así fuera, no estaríamos en la situación actual. ¡SEGURO!

¿Cuántos machotes de esos presumidos, con grandes testículos, se han escrito en el Libro de los Héroes?

¿Cuántos pequeños y desapercibidos hombres, por su estatura y complexión débil, figuran en letras de oro, en el Libro de los Héroes?

“Después de muerto la cebada al rabo”. Un refrán muy español y certero, que quiere decir;  “Qué más da, que le pongas la comida a un animal en la boca o en el rabo, si no puede comerla, porque está muerto”

Pues ese refrán, salvando las distancias, es aplicable a nuestro Caudillo, ya que ahora las mujerzuelas, son muy valientes, porque no solo él, desgraciadamente está muerto, sino que su pueblo, también lo está y aletargado, contra esta bazofia de personajillos que como voceras, no reciben las contestaciones oportunas y arremeten con un Cadáver, que ya no puede defenderse y para más inri, esos tan presuntuosos franquistas, no le dan la réplica que se merecen.

Esto, podéis comprobarlo en las duchas de un Gimnasio, cuando esos esculturales hombres, presumen de músculos y de cojones, pero esa presunción, para la vista de los demás, es egocéntrica, aunque efectiva.

Ahora bien, esos mismos, los ponemos en una Guerra, ante un enemigo bien armado y les decimos. ¡Ale, tira palante! ¡Tú solo, nosotros te seguimos!

¿Cuál sería la reacción? ¿Tendríamos que verle primero el tamaño de sus huevos? Pues no.

La fortaleza y la valentía del individuo, está en el bombeo de su corazón y en su cabeza, que les proporciona ambas cosas.

Tenemos otros ejemplos de “Machotes”, hace 200 años, un tal Fernando VII “El Felón”, disponía de una verga que pasaba de los 30 cms., y le tuvieron que hacer un cojín especial con un agujero en el centro, ya que sus putas de la nobleza, del servicio,…, al ver tal falo, se echaban para atrás. Entonces, me imagino que sus huevos irían en la misma proporción. Sin embargo; ese “machote”, estuvo arrodillado ante un tal Napoleón, para que pudiera casarse con una sobrina suya y formar parte de esa maldita Dinastía francesa y afrancesada. Súplica, tras súplica, hizo que el hombre con la mano en el pecho, que nada tenía que ver con el  caballero español, pintado por El Greco, le pegó una patada es su infecto culo, como diciendo: ¿Tú miserable cobarde, quieres ser parte de mi familia?  

En este video, se demuestra, que mientras Hitler, tenía con su bota pisando a todo el mundo y temido por todos, El Caudillo, le tuvo esperando casi una hora en Hendaya y salió del vagón, con decisión, sonriente, valiente y con la cabeza alta, como si nada hubiera ocurrido, mientras Hitler, tragaba saliva. Luego, pasando revista a las tropas alemanas allí formabas, Franco levantaba el brazo y luego lo hacía Hitler. Cuando subieron al vagón, para la reunión, fue Franco quién subió el primero y después Hitler, que dice bastante. Eso sí, diga lo que diga su cuñado, por parte de su esposa Dª Carmen Polo, Ramón Serrano Suñer, que precisamente no era un Fan de El Caudillo, a pesar de sus cargos, entre ellos Ministro de Asuntos Exteriores

Franco y Hitler en Hendaya

Alejandro Magno, sin duda, fue el conquistador más importante de la Historia, en solo 13 años, se hizo dueño del mundo y no era un gran “machote”, pues al parecer, era un afeminado, pero en las batallas, demostraba su valentía, bravura y fortaleza, …. ¡Y conquistó todo un mundo!

Alejandro Magno - Bucéfalo

Al ver este preciosista tráiler de la maravillosa película de Oliver Stone y estas imágenes del pequeño Alejandro, montando a su caballo Bucéfalo, me recuerda al caballo totalmente negro, más bonito de toda España, sin duda, mi caballo al que puse el nombre de Español y al que solo yo podía entrar en su cuadra, para limpiar y  podía montar, pues era una verdadera bestia y un salvaje, aunque al único que respetaba era a mí, pues sabía que conmigo no podía, aunque me dejó una gran cicatriz en el brazo derecho, cuando dándole cuerda en la pista y obligándole una y otra vez, que se arrodillara, se cansó y se tiró a mí, intentado arrancarme el brazo, pero no lo consiguió, porque mis insultos y patadas hacia él, desistieron de hacerlo.

Luego lo tuve que venderle, junto a 40 yeguas P.R.E., se lo advertí al comprador, de que se trataba de un caballo peligroso, pero al parecer no me hicieron caso, pues a los 6 meses, me llamó una señora llorando, porque mi caballo Español, había tirado, pataleado, mordido y matado a su marido, un experto jinete. Les advertí, que no se le podía pegar con la fusta, pero mis voces y consejos, no fueron oídos.

 ¡OJALÁ, EN NUESTRA PATRIA YACENTE, EXISTIERAN MUCHOS BAJITOS, CON VOZ DE MARIQUITA, COMO NUESTRO CAUDILLO!