32467_whatsapp_image_2020-07-26_at_20.47.34

¿Y cómo no iban a salir de mi baúl los "virus" de mi infancia, ahora, que se ha presentado, de golpe, el virus de mi vejez? Y yo me pregunto ¿sabrán los jóvenes de hoy lo que fueron el sarampión, la viruela, las paperas, la rubeola, la varicela o la tosferina?... ¡Dios, pues durante años, mi niñez (si es que un niño que fue declarado mayor de edad a los 8 años para el trabajo puede tener niñez o infancia), estuvo limitada por esas enfermedades!... Comenzando con que cuando yo nací ya habían muerto dos de mis hermanas (antes de los 3 años) por la Tosferina y que yo mismo contraje el sarampión, las paperas, la varicela y, en especial, la viruela... y digo en especial, porque esas cabronas me tuvieron al borde de la muerte por una complicación pulmonar  y  me dejaron rastro (dos oyitos en la nariz que aún permanecen).

Claro que también me dejó rastro la primera vacuna que me pusieron (algo así como una llaga blanca del tamaño de la tapadera de una cocacola en el antebrazo que ahí sigue) y tal vez por ello aún sigo mosca con las vacunas. Sí, es verdad que eran tiempos de miseria y de hambre, que en las casas no había agua corriente, que yo vi por primera vez la televisión con 19 años...pero nunca me olvidaré de aquellos años, y ahora con el confinamiento, mejor cárcel, que nos han impuesto, menos, porque allí no había, al menos, lo que aquí sobra: expertos para engañarte, ministros para robarte, Partidos para venderse o Presidentes Demócratas que te llevan (con virus o sin virus) al hoyo del comunismo.

¡Ah, y me quedaba la varicela soster, que también la tuve!...Así que no me hablen de virus que me rejuvenecen casi ochenta años!... ¿Se imaginan ustedes que un niño de hoy de 8 años tuviera que levantarse a las 6 de la mañana para ayudar en la panadería y aprender el oficio antes de irse a las nueve a la escuela para aprender a leer y las cuatro reglas?. Pues eso.