He sido adicto al contrabando. Lo llevo en la sangre. Contrabandistas somos pocos; oportunistas, muchísimos. He sido millonario y me han arruinado. He sobrevivido a varios tiroteos. Me acusaron de delitos que no había cometido. Me condenaron por delitos que cometí. Me sancionaron por hablar de más y me castigaron por hablar de menos. Llegué a poseer un gran patrimonio: me lo quitaron todo". Aquellos que pensaban que con la serie Fariña se había contado todo sobre la época del narcotráfico en Galicia no cayeron en la cuenta de que los principales protagonistas de esa historia siguen vivos y que podían empezar a contar muchas cosas. Que en esto del narcotráfico, como con las meigas, "haberlas, haylas". Y esas historias se pueden contar.

Laureano Oubiña Piñeiro atiende con sinceridad y amabilidad a El Correo de España para contar lo esencial de sus vivencias.

244b17ef-3765-4811-b78e-65afb51c89a2

Para el que quiera conocerlo a fondo usted en 2018 publicó un libro de sus intensas vivencias ¿Por qué decidió escribir el libro Oubiña, toda la verdad?

Porque todos los medios de comunicación tanto audiovisuales como escritos han hablado de mí todo lo que han querido durante más de 30 años sin conocerme de nada ni contrastar la noticia bajo ningún concepto. Sin conocerme de nada y hablar conmigo han dicho de todo y han escrito de todo.

También fue para desmentir todo lo que venían diciendo 30 años atrás la santa inquisición de las madres contra la droga, especialmente Carmen Avendaño. Me venía acusando de tráfico de heroína y de las muertes de sus hijos por heroína, aunque ella sabía que era falso. Yo nunca trafiqué con heroína ni cocaína ni nada de eso. He trasportado hachís y tabaco. Ninguna policía del mundo entero me podrá decir que yo he traficado con alguna otra cosa porque es totalmente mentira. Carmen Avendaño estaba arrimada al partido socialista del año 82 y Jorge Parada Mejuto, Gobernador Civil de Pontevedra por el PSOE en los años 88, 89.

85beff0d-698d-44e2-8602-b7ff828a4fec

Un especie de confesión general, que siempre viene bien, contar con sinceridad cómo fue todo...¿fue una especie de descargo de conciencia?

Yo no tenía nada que descargar nada de mi conciencia y cuando me quiero confesar voy a un sacerdote, que los hay buenos. El libro fue simplemente para esclarecer todas las mentiras que contaron los medios de comunicación sobre mí durante más de 30 años. Fue para esclarecer todo lo que había ocurrido en mi vida, incluidos los robos judiciales, políticos y mediáticos.

Dice San Agustín que no hay pecado que un hombre cometa que otro no pueda cometer.

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el santo.

Usted cree que quién lea el libro, ¿podrá comprender mejor todo lo que le pasó y por qué actuó así?

El que lea el libro verá muy claro todo, porque va muy directo y se dice toda la verdad, le pese a quien le pese. El que no esté de acuerdo con lo que digo que vaya a los juzgados. A los medios de comunicación les joroba mucho porque han escrito y dicho lo contrario de lo que digo en el libro. La verdad es la verdad y no tiene más camino.

¿Por qué en ese momento considera que llega el turno de hablar?

Porque no podía hacerlo estando en prisión y en mis entradas y salidas a mí ningún medio me ofrecía poder hablar. Nadie es nadie. Yo era un apestado y si algún medio me dejaba hablar, luego decían ellos todo lo contrario. No salía prácticamente nada de lo que decía, sino solo lo que me perjudicaba, adornado con las invenciones y mentiras de quien me entrevistaba en ese momento. La única forma que tuve de hablar al salir fue hacerlo en mi medio, en mi libro.

¿Se puede decir que cada paso por la cárcel es perder un poco la vida a trozos?

Claro, pierdes toda la vida, pierdes todo, ese tiempo no lo recuperás jamás, la cárcel de muy poco vale, yo diría de nada. En vez de hacer cárceles habría que hacer universidades.

¿Cómo valora el tercer grado obtenido?

El tercer grado da un poco de libertad, pero al mismo tiempo es una trampa a la vez. Muchas personas que cogemos el tercer grado, a lo mejor nos equivocamos y en vez de andar para adelante andamos para atrás porque igual metes la pata en alguna cosa y tienes que cumplir ya toda la condena desde el principio.

No estoy de acuerdo en como están llevando el sistema penitenciario en España en nada, porque no lo cumplen. ¿Por qué no lo cumplen? Porque no funcionariado para cumplirlo. Eso de tercer grado, condicional y todo eso que dan es simplemente para justificar los 90.000 euros, pero no se hace nada. La reinserción social por parte de Instituciones Penitenciarias es toda una mentira. Luego después, hay algunas oenegés católicas, como la que lleva el Padre Javier Sánchez en Navalcarnero y Don Jorge el cura, que eso sí es reinserción social, pero nada tiene que ver con Instituciones Penitenciarias. Son dos curas que son dos santos.

¿Cómo es su vida a partir de ahora?

Yo he cumplido todas mis condenas íntegramente, como se dice vulgarmente en la cárcel a piñón fijo en el año 2018. Por lo tanto a partir de esa fecha que terminé todas mis condenas mi vida es normal de un pensionista que no cobra ni la pensión contributiva. Vivo de mi pequeña pensión y de vender libros y souvenires que van con frases del libro. El que esté interesado puede buscarme en facebook.
¿Cómo ha sido el apoyo de la familia, de los amigos?

El apoyo de la familia ha sido total y con relación a los amigos, uno cree que tiene muchos amigos, pero cuando entras en la cárcel te das cuenta que no tienes tantos. Los que realmente eran amigos lo siguen siendo y me apoyan totalmente, pero ya digo me sobran dedos de una mano para contar los amigos de verdad.

También habrá habido gente que se haya alejado de usted.

Claro que se han alejado de mí muchísimos amigos y conocidos. Pero también hubo alguno que se ha acercado porque era verdadero amigo. Que se alejaran me ha parecido bien porque no eran amigos y prefiero que se alejaran tras demostrarme lo que son.

¿Qué expectativas y proyectos tiene?

Tengo 74 años y lo único que espero es que Dios me siga dando salud, que hasta ahora no me puedo quejar, ya que superé dos cánceres, de colón y de un riñón, gracias a Dios y a la ciencia también, pero especialmente gracias a Dios. Quiero seguir vendiendo libros y camisetas y deseo que todos tengamos salud para seguir tirando para adelante.

d63dee11-01e9-4130-a67e-c2865d2d7658

¿Cómo le está afectando el sufrimiento de esta pandemia?

Lo único que pido a Dios es que de salud a toda la gente que está sufriendo en esta maldita pandemia y que los ayude. Si no nos ayuda Dios, el asesino de la Moncloa Pedro Sánchez y toda su tropa (que da asco verlos en televisión) nos van a ayudar a morir a todos y a arruinar a esta nación. Cuando lo veo en la tele procuro apagarla. Deseo mucha suerte a todos y mucha salud y fuerza para salir adelante.

¿Con qué personas le gustaría hablar?

Me gustaría haber hablado durante tres días seguidos con el difunto Adolfo Suárez, esto ya no va a ser posible. También me gustaría hablar todo ese tiempo con Julio Anguita y con José Mujica. Me gustaría escucharlos y hablar con ellos durante tres días, aunque yo no me decline por esa tendencia política y no esté de acuerdo en muchas cosas con ellos, reconozco que son dos buenos políticos.

ec9da2d3-dd5c-4da3-9550-f9f5a476ab8d