32467_whatsapp_image_2020-07-26_at_20.47.34
Hoy me toca recordar unas palabras de Unamuno que leí, copié y enmarqué tal día como hoy del año 1953 y que he leído y copiado todos los 13 de diciembre desde aquel año. O sea, desde hace 67 años... aunque resulte difícil creerlo. Pero, me impresionaron tanto cuando las leí por primera vez que me propuse y me impuse que fueran mi guía el resto de mi vida... ¡y a fé Dios, que contra viento y marea, teniendo que aguantar carros y carretas, provocando dolidos enfados y enemistades y a veces hasta llorando las mantuve como tabla de salvación de mi espíritu, del que fui, del que he sido, del que soy y del que voy a ser mañana y hasta que me muera  ( ¡ya para lo que me queda no me voy a traicionar! ¿verdad?). Y no digo más. Eso sí, me gustaría que algún joven de los que puedan leerme siga los pasos que aquel Don Miguel de Unamuno nos marcó en su "Vida de Don Quijote y Sancho": Son estas:
                             "Poneos en marcha. ¿Qué adónde vais? La estrella os lo dirá: al sepulcro. ¿Que qué vamos a hacer mientras marchamos? ¡Luchar! ¡Luchar! ¿y cómo? ¿ Tropezais con uno que miente? Gritarles a la cara: ¡Mentiroso y adelante! ¿Tropezáis con uno que roba? Gritarles: ¡Ladrón!  y adelante. ¿tropezais con uno que dice tonterías y a quien oye una muchedumbre con la boca abierta? Gritarles: ¡Estúpido y adelante! ¡Adelante, siempre!... ¿Es que con eso se borra el latrocinio, ni la tontería? ¿Quién ha dicho que no? Las más miserables de todas las mentiras, la más repugnancia  de las cobardías es esa de decir que nada se adelanta con denunciar a un ladrón porque otro va a seguir robando, que nada se logra con llamarle majadero porque no por eso se va acabar la majadería en el mundo".
           Bueno, pues ya lo saben. Adelante, adelante siempre...al menos hasta que te tropieces a los más mentirosos de la Historia... y no tengo que decir quiénes son, porque ustedes ya los conocen. ¡Ay, mi Señor de Unamuno!.