La diputada del Grupo Parlamentario VOX Comunidad Valenciana ha acusado ayer, durante la sesión de control, a Mónica Oltra de utilizar a las mujeres o a colectivos como el LGTBI para implantar su ideología y mantener su sillón sin importarle las personas lo más mínimo.

Criado ha hecho referencia a los reproches que hace apenas unos días le hicieron a Mónica Oltra junto a la ministra de Igualdad, Irene Montero, algunas mujeres pertenecientes al Frente Obrero, que acusaron a Oltra de financiar chiringuitos, de no preocuparse por los problemas de las mujeres o de haber olvidado y de engañar a la clase obrera. 

La diputada de VOX ha afirmado que a Mónica Oltra no la quiere nadie: “Se lo dice el Frente Obrero, se lo dice el Síndico de Agravios en su informe anual, se lo dice VOX… Se lo decimos desde todos los colores… Lárguese”.