32467_whatsapp_image_2020-07-26_at_20.47.34

Decía mi admirado Séneca que el signo más universal (histórico, geográfico y humano) era la sonrisa, porque se puede nacer con una sonrisa en los labios y morir sonriendo, tanto en Groenlandia como en las Filipinas. O sea, que la sonrisa es algo que va unido a la naturaleza humana (los ginecólogos saben que hay fetos que ya sonríen en el útero antes de nacer).

Pero, ojo, primero hay que concretar qué es una sonrisa y lo más importante, de cuántas clases de sonrisas podemos hablar... Una sonrisa es, según la RAE, una expresión facial formada al flexionar los 17 músculos de los extremos de la boca o también de los ojos... y de clases no hablemos, porque según los americanos (joder, esos lo estudian todo, menos el virus de la pandemia monclovita o el cáncer podemita), porque hay hasta 19 tipos distintos y bien definidos, aunque los más conocidos y habituales son:

OIP_-_2020-12-21T191109.735

Sonrisa alta o gingival, es aquella que muestra la longitud total cervicoincisal de dientes anterosuperiores... y una banda de encía contigua.

Sonrisa media, es aquella que, muestra entre el 75 y 100% de la longitud total cervicoincisal de los dientes anterosuperiores... y sólo la encía interproximal.

Sonrisa baja, es aquella que muestra menos del 75% de la longitud total  cervicoincisal de los dientes  anterosuperiores.               

Y luego están la sonrisa Sincera, la Amortiguada, la Falsa, la Burlona, la Desdeñosa, la Temerosa y la Triste...  y la de la "Gioconda", claro.      

KDJ13736       

 Bueno, pero yo de lo que quiero hablar hoy es de "La sonrisa del Régimen", (el Régimen para los de más de 50 años es, claro está, el de Franco), o sea de Don José Solís Ruiz, aquel Ministro de Sindicatos casi eterno que, efectivamente, parece, parecía, que había nacido con la sonrisa en los labios. ¡Jamás se le vio en los periódicos o en la televisión que no estuviera sonriendo, con aquella sonrisa abierta, alegre, que le hacía simpático y embaucador!  Hasta el punto de que todos los periodistas y la calle ya le conocíamos  como "La sonrisa del Régimen".              

Pero, aquella sonrisa para mí tiene un recuerdo muy especial, porque hablando con él un día me contó que contra lo que todos pensábamos a él su sonrisa le traía por la calle de la amargura, ya que desde que joven comenzó a salir en los periódicos había luchado por no sonreír tanto, ni siempre... y supe que muchas veces antes de salir a la calle o pronunciar un discurso ensayaba ante un espejo el modo de no sonreír...

--- Pero nada, paisano, haga lo que haga ahí aparece mi sonrisa...y te voy a contar algo que un día me pasó con Franco, fue cuando la muerte de Carrero Blanco, alguien de la Prensa me entrevistó sobre el atentado mortal y yo contesté lo normal, que era un vil y salvaje asesinato, bueno y algo más, pero en las fotos salí sonriendo, con mi sonrisa habitual... y cuando a los pocos días fui al Pardo, por no sé qué, lo primero que me dijo el Caudillo muy serio fue               

---  Querido Solis, ya sabe que a mi me complace verle siempre feliz y sonriente, pero hombre,  sonreír como lo hace usted con el Almirante de cuerpo presente me parece demasiado... ¿No le parece?               

---  Já, já, já,  Excelencia --le contesté con una carcajada al ver que él se sonreía con una sonrisa pillina--- es que la llevo pegada.           

Claro que "sonrisas" políticas famosas también fueron las de Don Adolfo Suárez, el simpático, el popular, el "analfabeto" que sólo con su sonrisa ganó dos elecciones generales...aunque era todo lo contrario que Solís, pues mientras el de Cabra ensayaba cómo dejar su sonrisa en casa, el de Cebreros trataba de sonreír ante el espejo para perfeccionar...         

OIP_-_2020-12-21T191203.702

¿Y qué me dicen de aquella Bibiana Aido, que se trajo Zapatero de los Gazules gaditanos y la hizo Ministra sólo para tenerla cerca y que le enseñara a sonreír.... jó, con la niña, llegó a ser "La sonrisa del PSOE" y la inventora del feminismo de la igualdad, que ahora sigue Doña Irene, Irenita para los amigos.    

OIP_-_2020-12-21T191033.426             

Bueno, pues ya saben por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo... o un Ministerio. ¡¡Esto es jauja!!