Está de moda visitar la ciudad fantasma de Chernóbil, a la que una reciente serie ha vuelto a traer a la actualidad, con una narración casi en tiempo real brutal y descorazonadora de la tragedia, donde el Comunismo es un personaje más, y uno puede sentir el sabor metálico de los átomos de plomo en la boca, golpeados por la radiación librada.

Este tiempo atrás nos hemos encontrado nuestras ciudades vacías, a causa del Covid19, por una causa, limitar la propagación de un virus que afecta especialmente a nuestros mayores.

Sin embargo, en Europa persisten otras ciudades fantasmas, vacías, desocupadas por sus habitantes, y que, por la política de enfrentamiento entre países, incluso en una isla del Mediterráneo, siguen vacías.

¿QUE ES VAROSHA?

¿Se imaginan un lugar como Benidorm, Salou, Tarragona, Alicante o Murcia, una ciudad de vacaciones partida y abandonada hasta su olvido? ¿Qué pasaría si una ciudad de la costa mediterránea estuviera en medio de una guerra fría entre dos países? Aquí tenemos una descripción:

 “Desde la valla, que obstruye al transeúnte el acceso a la línea costera de Varosha, los hoteles frente al mar, edificios de apartamentos y restaurantes no son más que esqueletos de concreto en decadencia lápidas gigantescas urbanas de pie firmemente contra la marcha del tiempo. Los recuerdos y las almas de los antiguos residentes, muchos de ellos fueron presentados a los miembros de la delegación, todavía habitan esas murallas.” Comité de Peticiones del Parlamento Europeo - Misión de Investigación a Chipre – 25 a 28 /10/ 07 nº733/2004

 

Varosha, el entonces sector más próspero de la economía de Famagusta y con las propiedades más apreciadas, está rodeado en el norte, sur y oeste por tierra y tiene el mar al este. Sus playas y zonas costeras lo volvieron un imán del turismo. Se encuentra también cerca de la así llamada “zona de amortiguación”, la zona delineada a lo largo de la línea de cese al fuego que separa el área de la República de Chipre ocupada por los turcos del área bajo el control del gobierno de la República de Chipre. Desde 1974 los refugiados de Varosha están a la espera del retorno a sus hogares y propiedades. Alambradas, barricadas de hormigón y señales de advertencia militares levantadas por el ejército de ocupación turco rodean a Varosha, que persiste en impedir a todos la entrada al área vallada.

Captura_de_pantalla_2020-04-15_a_las_19.26.13

CONTEXTO HISTÓRICO Y DERECHO INTERNACIONAL

Tras el golpe de Estado orquestado por la junta militar griega contra el arzobispo Makarios el 15 de julio de 1974, Turquía invadió Chipre el 20 de julio de 1974. La ciudad de Famagusta fue tomada durante la segunda fase de la invasión turca, en agosto de 1974, momento en que sus habitantes huyeron ante el avance de las tropas turcas.

Un extenso sector de la ciudad, una superficie de unos 6,5 km2 correspondientes principalmente a Varosha, habitado en su mayoría por grecochipriotas, fue declarado entonces una “Zona Prohibida”, fue vallado y la entrada al mismo quedó estrictamente prohibida a todo individuo, excepto al personal militar turco autorizado. Durante los dos años siguientes fue sistemáticamente saqueado por el ejército turco. La mayoría de los bienes expoliados fueron llevados a Turquía, donde se subastaron, mientras que otros se distribuyeron a quienes se asentaron ilegalmente en la isla llegados desde Turquía.

La devolución de Varosha a sus legítimos habitantes fue prevista por el Acuerdo de Alto Nivel de 1979, las Resoluciones 550 (1984) y 789 (1992) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Informe, de 17 de julio de 2008, de la Comisión de Peticiones, la Declaración, de 14 de febrero de 2012, del Parlamento Europeo, y la última Resolución, de 6 de julio de 2017, del Parlamento Europeo.

La ocupación continuada del 37 % del territorio de Chipre, por parte de las fuerzas de ocupación turcas constituye una violación flagrante del Derecho internacional y los derechos humanos fundamentales de ciudadanos de la Unión por parte de Turquía.

Tras la adhesión de Chipre a la Unión el 1 de mayo de 2004, la Comisión, tres Presidencias del Consejo y el vicepresidente de los Estados Unidos Biden participaron sin éxito en los intentos por alcanzar un “paquete de acuerdos” que incluyera la devolución de Varosha a sus habitantes anteriores bajo la administración de las Naciones Unidas, de forma explícita (LU, FI) o implícita (BE) a cambio de otros elementos.

AÑO 1974

“La situación en el área de las playas de Varosha está peor. Después de la huida de sus habitantes en 1974, principalmente grecochipriotas, más de 100 hoteles y 5,000 casas, así como empresas, edificios públicos, restaurantes, museos y colegios han sido abandonados y puestos bajo la vigilancia del ejército turco. A pesar de dos resoluciones del Consejo de Seguridad – 550 (1984) y 789 (1992) – Turquía se ha negado a transferir la administración de esta área a las Naciones Unidas y sigue sentada allá como el perro del hortelano.”Robert Ellis, artículo “Famagusta: Una ciudad olvidada”, (“New Europe”, 22 de mayo 2011)

Desde la invasión militar de la isla por Turquía en 1974, la parte al sur de la ciudad, Varosha, se ha vuelto ciudad fantasma porque el ejército de ocupación turco, que mantiene allá una guarnición, la ha cerrado y sellado.

Durante la segunda fase de la invasión militar de Chipre por Turquía, el 14 de agosto de 1974, la fuerza aérea turca bombardeó a Famagusta y acto seguido el ejército turco entró en la ciudad. Como resultado, sus 37,000 habitantes grecochipriotas fueron obligados a huir de la ciudad en búsqueda de refugio seguro. La invasión y ocupación militar turca provocó como resultado total el desplazamiento forzoso de 180,000 grecochipriotas y causó así una crisis humanitaria de grandes dimensiones y a la vez constituyó una violación flagrante de los derechos humanos. Turquía sigue ocupando ilegal- mente con sus fuerzas militares más de 36,2% del territorio soberano de la República de Chipre y deniega el derecho de retorno a los chipriotas quienes fueron desplazados forzosamente.

Tenía más del 50% de la capacidad total de hospedaje turístico de la isla, siendo además el puerto principal en términos del movimiento tanto de carga como de pasajeros. En 1973 las exportaciones del puerto de Famagusta representaron el 42% del total de la isla. Famagusta era el destino turístico más importante de la isla y la ciudad más próspera.

AÑO 1977

“El asfalto en las calles se agrietó bajo el sol caliente y al lado en los andenes crecen arbustos. Hoy - septiembre de 1977 – las mesas están todavía puestas para el desayuno, la ropa lavada está todavía colgada y las lámparas están prendidas. Varosha es una ciudad fantasma” Periodista Jan-Olof Bengtsson, en el periódico sueco “Kvallsposten” (24 09/77

Captura_de_pantalla_2020-04-15_a_las_19.27.19

AÑO 1984

La ONU, en su Resolución 550 (1984) de 11 de mayo de 1984, declaraba lamentar profundamente la no aplicación de sus resoluciones, en particular la resolución 541 (1983)

En ese año, se producen nuevos actos secesionistas en la parte ocupada de la República de Chipre, que constituyen una violación de la resolución 541 (1983), el intercambio de embajadores entre Turquía y la “República Turca de Chipre Septentrional”, la cual carece de validad jurídica, y la celebración prevista de un “referendo constitucional” y de “elecciones”, así como por otras medidas o amenazas de medidas orientadas a seguir consolidando el pretendido Estado independiente y la división de Chipre,

La ONU, tras manifestarse en contra de las amenazas de poblar Varosha con personas distintas de sus habitantes, realiza la siguiente Resolución:

1.- Reafirma su resolución 541 (1983) e insta su aplicación urgente y efectiva;

2.- Condena todas las medidas secesionistas, incluido el pretendido intercambio de Embajadores entre Turquía y los dirigentes turcochipriotas, las declara ilícitas e inválidas, e insta su abrogación inmediata;

3.- Reitera el llamamiento a todos los Estados a que no reconozcan el pretendido Estado de la “República Turca de Chipre Septentrional”, establecido por actos secesionistas, y les pide que no den facilidades ni ayuda algunas a la mencionada entidad secesionista;

4.- Exhorta a todos los Estados a que respeten la soberanía, la independencia, la integridad territorial y la no alineación de la República de Chipre;

  1. Considera inadmisibles los intentos de poblar cualquier parte de Varosha con personas distintas de sus habitantes y pide que esta zona se transfiera a la administración de las naciones Unidas;

AÑO 2010

El presidente de la República de Chipre, Sr. Demetris Christofias, presentó en 2010 una propuesta para la devolución y reasentamiento de Famagusta, la cual se encuentra bajo ocupación ilegal desde la invasión militar de 1974 por Turquía. Esta propuesta pretende beneficiar tanto a los grecochipriotas como a los turcochipriotas y promover el prospecto de la reunificación. Se le pide a Turquía que devuelva la parte al sur de Famagusta, para que se creen las condiciones que permitirían el retorno de los habitantes legítimos desplazados a su ciudad.

AÑO 2012

El Parlamento Europeo (PE) en repetidas ocasiones expresó su apoyo a la devolución de Famagusta a sus legítimos habitantes. Su posición está claramente demostrada en dos acciones recientes.

En febrero de 2012, el PE adoptó una Declaración exhortando a Turquía a actuar de acuerdo con las resoluciones 550 (1984) y 789 (1992) del Consejo de Seguridad de la ONU, así como con las Recomendaciones del Informe de 2008 del Comité sobre Peticiones del Parlamento Europeo con referencia a la Petición 733/2004 y devolver la parte sellada de Famagusta a “sus legítimos habitantes, quienes deben reasentarse bajo condiciones de seguridad y paz.”

Más recientemente, el Parlamento Europeo en su Resolución del 29 de marzo de 2012 sobre el Progreso de Turquía (2011/2889 (RSP)), “pide al gobierno de Turquía que inicie el retiro de sus fuerzas militares de Chipre y que transfiera a Famagusta a las Naciones Unidas de acuerdo con la Resolución 550 (1984) del Consejo de Seguridad de la ONU”.

AÑO 2018

La Comisión de Peticiones de Parlamento Europeo, en su informe de 18/07/2018, informa que realizó una visita de información en Famagusta (Chipre) del 7 al 8 de mayo de 2018. El propósito de la misión, era reevaluar y actualizar la información con la que se contaba sobre la situación en Famagusta y en particular en Varosha, el sector cercado de la ciudad, en el contexto de la petición n.o 733/2004, presentada por Loizos Afxentiou, en nombre del Famagusta Refugee Movement, diez años después de la anterior visita de información de la comisión, que tuvo lugar del 25 al 28 de noviembre de 2007.

El lunes, 7 de mayo, la Delegación se reunió con el peticionario, dos organizaciones de la sociedad civil bicomunales y el alcalde y los concejales del Ayuntamiento de Famagusta en la Casa de la UE en Nicosia.

El martes, 8 de mayo, la Delegación visitó Famagusta y el sector cercado de la ciudad desde ubicaciones accesibles, incluida la calle situada enfrente del domicilio del peticionario y parte de la playa de Famagusta.

PETICIÓN REALIZADA A LA ONU

La petición n.o 733/2004, presentada por Loizos Afxentiou, en nombre del Famagusta Refugee Movement, que representa a más de 30 000 ciudadanos europeos, refugiados de Famagusta desde agosto de 1974 y sus descendientes, a la Comisión de Peticiones en julio de 2004.

La petición solicitaba que la devolución del sector cercado de Famagusta a sus legítimos habitantes se incorporara a las medidas integrales propuestas por la Comisión Europea para acabar con el aislamiento de la comunidad turcochipriota.

El objetivo declarado de la petición era una ciudad en la que ambas comunidades de la isla cooperaran de forma eficaz en un clima de seguridad y respeto mutuo para alcanzar un nivel de coexistencia pacífica y prosperidad que la mayoría de los chipriotas desearía compartir, dentro de un Estado chipriota federal, reunificado, bicomunal y bizonal.

Captura_de_pantalla_2020-04-15_a_las_19.28.15

Varosha permanece vallada por Turquía, como se indica en documentos pertinentes del CSNU. La ocupación militar turca abarca una superficie equivalente al 37 % del territorio de la República de Chipre, y a día de hoy Varosha sigue siendo la única zona inaccesible y vallada en la parte ocupada de Chipre, bajo el control directo del ejército turco.

¿CÓMO LO VIVEN SUS ANTIGUOS HABITANTES?

Loizos Afxentiou, peticionario de la actuación de la ONU,  llega para conocer a la Delegación con su hijo Andreas, que con dieciocho años está alistado en la Guardia Nacional Chipriota, cumpliendo un servicio obligatorio de catorce meses.

El peticionario relata cómo la noche del 14 de agosto de 1974 su familia huyó de Famagusta. Pensaban que solo se ausentarían una noche y que podrían regresar a casa al día siguiente. Han pasado casi 44 años y aún ansía regresar a casa.

Después explica cómo, después de que Famagusta fuera tomada, una buena parte de la ciudad fue vallada, declarada zona militar y sistemáticamente saqueada por el ejército turco, y cómo permanece cercada, abandonada a la intemperie y bajo el control directo de las fuerzas armadas turcas y el Gobierno turco, como un monumento a la cruel irracionalidad de la ocupación turca. Su casa se encuentra justo tras la valla, dentro del sector cercado, saqueada y vacía, pero aún le aguarda, como a cualquiera le aguarda su hogar.

La vida ha cambiado drásticamente desde el día en que huyó de Famagusta, momento en su familia tuvo que lidiar con el hecho de ser refugiados en su propio país. La generación que realmente estableció Famagusta como el núcleo vibrante y cosmopolita que fue hasta 1974 se está desvaneciendo inexorablemente, abandonada con recuerdos atesorados, las cicatrices de los refugiados y el deseo insatisfecho de regresar a casa, aunque sea como lugar en el que reposar definitivamente.

Solicita que la Comisión de Peticiones le pida a Turquía que fije una fecha concreta en la que cederá el control del sector cercado de Famagusta a sus legítimos habitantes y que, antes de esa fecha, permita a expertos, también grecochipriotas y turcochipriotas, acceder al sector cercado para evaluar su estado y preparar un informe acerca de qué sería necesario para restablecerlo.

Si el Gobierno de Turquía no accediera a esta petición, entonces la Unión deberá exigir que se impongan sanciones a Turquía hasta que respete el Derecho internacional y deje de vulnerar los derechos humanos y las libertades fundamentales de ciudadanos europeos.

 Captura_de_pantalla_2020-04-15_a_las_19.29.22

VISITA A FAMAGUSTA

La Delegación recoge al peticionario de camino y viajan en autobús hasta Famagusta, Desde que el autobús cruza a los territorios ocupados, este es seguido por representantes de la administración subordinada ilegal, así como miembros de la organización ultranacionalista turca conocida como Grey Wolves.

La Delegación hace un recorrido a lo largo del sector cercado de la ciudad, incluida una parada para ver la casa del peticionario (justo detrás de la valla), quien hace una breve presentación a los miembros de la Delegación, los cuales pueden ser testigos del estado de las casas de los refugiados europeos: saqueadas y abandonadas a la intemperie, tras una valla con repetidas señales que informan a todos de que el territorio vallado se trata de una “zona militar” y está prohibido sacar fotografías o grabar vídeos.

Captura_de_pantalla_2020-04-15_a_las_19.30.44

La Delegación decide tomar un desvío no programado hasta el único punto de acceso a Varosha, donde la presidenta se apea del autobús, camina hasta el punto de control y exige ver al comandante turco, para solicitar el acceso. Después parece recibir una llamada telefónica, a la Delegación no se le permite entrar en Varosha. La Delegación procede a continuación a visitar la playa de Famagusta, donde los Grey Wolves han colgado banderas turcas y, de forma muy agitada, tratan de acercarse a los miembros de la Delegación, en particular a la presidenta. Es bien sabido que los Grey Wolves disfrutan de total impunidad por sus delitos y nunca han sido enjuiciados.

Inmediatamente, una multitud de unos 150 ciudadanos de Famagusta (principalmente, grecochipriotas) se aproxima a la presidenta y, en menor medida, a los miembros restantes de la Delegación, expresando a gritos, muchos de ellos con desesperación y lágrimas, su deseo de regresar a sus hogares y flanqueados a poca distancia por unos veinte miembros de los Grey Wolves, que agitan banderas turcas y de la “RTNC” y hacen el signo característico de su organización con la mano derecha.

CONCLUSIONES

Es evidente que Turquía hace caso omiso de las resoluciones del Parlamento Europeo;

Pide a la Comisión Europea, al Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Consejo de la Unión Europea y a todos los Estados miembros de la Unión que presenten una nueva resolución en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la cual pidan que se impongan sanciones políticas y económicas a Turquía por sus actos de agresión en el Mediterráneo oriental y su incumplimiento de las Resoluciones 550 (1984) y 789 (1992) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Hoy, ya entrado el 2020, la situación sigue siendo la misma.

Santiago Durán García

Arquitecto Técnico (UPM) MDI Máster En Dirección Inmobiliaria (UPM) EEM Gestor Energético Europeo (UPM European Energy Manager)

  1. 618.519.717 www.sduran.es /santiagodurangarcia@gmail.com / s.duran@sduran.es