Mejor columnista que escritor, salvo la indeleble Mañana en la batalla piensa en mí, Javier Marías, hastiado. Y se nota. Aunque cree en la falsa pandemia, algo comienza a no encajar. Como al personaje de El show de Truman, empieza a ver piezas descabaladas por todos los sitios. Aclara. "La prensa, con las televisiones a la cabeza, ha logrado hacernos creer que la situación es más grave que en marzo o abril, cuando estábamos confinados"

Locura, catastrofismo, chupaculismo

Su artículo contra el terrorismo mediático, agudo. El pasado domingo en El País Semanal. Se ciñe a TVE.  "Esta cadena, sufragada con dinero público y que por tanto nos `pertenece´ a todos; que obedece al Gobierno con más servilismo que nunca (y ya es decir en España), se ha convertido en uno de los espectáculos más vergonzosos que recuerdo". Todo es locura y catastrofismo. Y bombardeo incesante. Y extremo chupaculismo. Creación de pánico inducido. "Han rastreado como locos dónde había algo alarmante o desalentador, para crear una psicosis —dura ya más de la cuenta— de verdadero terror, por lo que no sería exagerado afirmar que practican terrorismo informativo. Procuran dar los datos de la manera más caótica y confusa posible, pero siempre dirigida a que la epidemia luzca más terrible de lo que sin duda es". Caos y confusión, claves.

Negligencias, candilejas

Terrorismo informativo. E, insisto, solo mide a Televisión Espantosa. De hecho, tal vez TVE no sea el medio más terrorista de todos. Todos rivalizan en acojonar de la manera más horripilante posible. Y, súbito, brota el mejor momento de la columna. Lo que ya les he ido exponiendo en anteriores artículos. Las negligencias, irreales e ilusorias. Representaciones. Burdos teatros negligentes, fragmentos del Gran Teatro coronavírico. "Tanto el Gobierno central como los autonómicos —sin excepción— contribuyen al caos, a la sensación de vacío de poder, de irresponsabilidad, vagancia, ineptitud y dejadez". Recordatorio a la prensa de derechas antigubernamental. La negligencia del gobierno de Cum Fraude, farsa.

Buscando nuestro definitivo sometimiento

¿Y el propósito inmediato de toda esta trola de la segunda ola, otra pieza de la Gran Mentira de la falsa pandemia? Dejo otra vez a Javier. "Esas noticias infladas, que suscitan un pavor continuo, son las responsables de que cada vez más países desaconsejen pisar España, con el consiguiente quebranto para una nación sustentada en el turismo y el ocio. ¿La consigna es dañar más la economía? ¿Destrozar la salud mental de la ciudadanía? Una ciudadanía atemorizada y machacada no produce, no rinde. ¿Es eso lo que se busca? No me lo explico. Claro que hay que seguir siendo prudentes y tomándonos muy en serio la plaga. Pero ¿por qué se oculta siempre lo medio bueno y se subraya o se inventa lo pésimo? No cabe sino pensar mal, la verdad: nuestros gobernantes, ¿son tan autoritarios que prefieren que el país se vaya a pique antes que renunciar a nuestra mansedumbre?". Pluralidad de objetivos. Mediatos e inmediatos.

Saliendo de la caverna

Su lectura merece la pena. Salir de la caverna platónica, proceso lento y dificultoso. Nunca olviden que la condición en la que se encuentran los cautivos, en relación con el conocimiento, es la tomar como fuente de conocimiento a las sombras, que los liga a un mínimo -muy mínimo- de realidad. Y partiendo de ese mínimo, si uno desea, comienza una aventura (muy dolorosa, por otra parte) para no aceptar durante el resto de tu vida ninguna mentira. Y menos de aquellas que provengan del Poder.

http://www.agensur.info/2020/09/terrorismo-informativo.html#more