Juan Van Halen ha firmado una emotiva y bella  necrológica  en memoria de Federico Sánchez Aguilar, en quien destaca, justificadamente, sus virtudes como defensor de la Hispanidad, como escritor, como periodista, como defensor de la tauromaquia y -sobre todo- de la zarzuela, su frustrada vocación personal...Y como amigo.
Todo lo que dice Van Halen de Federico es verdad, todo verdad...pero no toda la verdad.
 Porque Federico ha sido un gran patriota; ha enarbolado la bandera de su patria por todo el mundo, y ha esgrimido, sin ambages, su condición de joseantoniano, lo que le hizo ostentar la  honrosa condición de "joseantoniano ilustre"
Y ,en ese ámbito joseantoniano es como Van Halen- como yo mismo_conoció a Federico, en Barquillo 44, sede de las "Falanges Universitarias" de Madrid, que Federico mandaba, y donde Juan Van Halen era el jefe de Prensa y Propaganda, importante puesto, también ostentado por otro ilustre periodista: J.L. Martín Prieto. A ambos tuve el inmerecido honor de sucederles...
El periodismo en Federico; sus libros, la tauromaquia; la zarzuela; el madrileñismo...forman parte inseparable de su amemoria. Pero, todo eso lo supeditaba al su ardoroso amor por España y los españoles.
Se le ha olvidado a Juan, mi ex-camarada universitario