El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este sábado en rueda de prensa telemática que serán los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las policías locales, las municipales y los miembros de Protección Civil los que repartirán a partir del próximo lunes las mascarillas cuyo uso es recomendable para los ciudadanos que no tengan más remedio que salir a la calle para ir a trabajar y tengan que hacerlo en transporte público. En total se repartirán 10 millones de mascarillas.

"El el reparto de mascarillas es solo un apoyo de las medidas de protección de la salud", según Marlaska, que ha advertido que la etapa que empieza el lunes no supone una relajación de las medidas de limitación de movimientos que se establecen en el artículo 7 del Real Decreto de Estado de Alarma.

Integrarán el sistema de reparto de mascarillas, entre agentes y personal de Protección Civil casi 350.000 personas, que actuarán los próximos lunes y martes y también el miércoles en aquellas comunidades en las que el lunes es festivo.

 

MASCARILLAS HIGIÉNICAS, NO MÉDICAS, EN EL TRANSPORTE PÚBLICO

El Gobierno recomienda la utilización mascarillas higiénicas, no de tipo médico, a los ciudadanos que vayan a utilizar el transporte público, aunque asegura que la utilización de las mismas en los centros de trabajo "no es imprescindible" durante la jornada laboral si el tipo de trabajo no lo requiere y se mantiene la distancia interpersonal.

Así se recoge en la guía de buenas prácticas en centros de trabajo para prevenir contagios por el coronavirus publicada por el Ejecutivo coincidiendo con la reincorporación, este lunes, a sus centros de trabajo de los empleados de actividades no esenciales que no puedan teletrabajar.