Reflexión día 1, Son en momento de gran dificultad cuando el temple de un hombre se debe de poner a prueba. Hoy vivimos inmersos en una profunda crisis sanitaria, económica e institucional en España. Hoy es cuando todo el pueblo se debe unir entorno a un único propósito, sacar a nuestro país adelante contra viento y marea y hoy es cuando los lideres deben de brillar y dirigir siendo un verdadero ejemplo es la forma de vivir sus virtudes delante de todos nosotros,… pero somos nosotros los que debemos de empujar con nuestro ejemplo a que todos seamos como una autentica piña. A lo largo de la historia de España hemos tenido la fortuna de tener grandes referentes que han sido motor de hombres, ejemplo de pueblos y causa de nuestra grandeza… en mis 10 reflexiones de estos días me he inspirado en Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador…. Llamado el Cid, porque Sid en árabe significa Leon, y un verdadero Señor y Corazón de Leon fue y es para España el Señor Rodrigo…. Necesitamos sacar a nuestra España adelante y por eso he querido trasladar en mis reflexiones algo que desde lo más profundo considero que nos pueden ayudar; El valor de la Unidad; La Esperanza; La Lealtad; La Confianza; El Respeto; La Reciedumbre; La Justicia y el Honor. Espero que nos sirvan a todos!

El Cid ha vuelto!

 WhatsApp_Image_2020-08-19_at_17.08.00_1

Reflexión día 2, Hoy os escribo sabiendo que va a ser un verano especial como especial va a ser este periodo en nuestras vidas... quiero reflexionar y compartir con vosotros durante este periodo mis ganas de vivir y de empujar para salir adelante juntos y tratar de salir reforzados de esta enorme crisis de salud, económica y de sociedad.... por eso empiezo hoy con una foto que encontré la semana pasada en mitad del campo en uno de mis entrenos.... adicionalmente os mando unas líneas para desearos unas muy felices vacaciones en familia. ¡Nos las merecemos! Ninguno hubiéramos podido pensar que lo que se venía encima este 2020 fuera algo más allá que un mal sueño, pero en este caso la realidad ha superado a la ficción con creces. El impacto en nuestra salud, las tragedias que cada casa y cada familia han vivido, ahora nos pueden parecer lejanas pese a haber pasado solo hace unas pocas semanas, pero no podemos abstraernos de una situación que tiene también un impacto muy relevante en lo económico. Solo con talento, esfuerzo, sacrificio, dedicación y con la vista puesta delante y la mano firme en el timón podremos sacarlo adelante.

Contad conmigo. Sabéis que me gusta mirar las cosas con crudeza, con claridad y con visión de futuro para que la confianza se vea recompensada hoy y siempre y sea un estímulo para abrirnos a los demás y ser generosos con nuestra familia y amigos y así generar una “bomba” de bien en expansión en nuestro entorno que llegue al último confín!  Tenemos que demostrarnos que merece la pena ser generosos en primer lugar con nuestra familia, con nuestros amigos, con nuestros compañeros de trabajo... con los más próximos. Vamos a empezar hoy!!!Demostrémonos y demostremos a todos que merece la pena trabajar en esa dirección  y hacerlo juntos porque solo así saldremos adelante, más fuertes que como empezamos.

Os mando un gran abrazo, descansar, disfrutar de la familia y de los amigos que, como te decía al principio, nos lo hemos ganado.

El Cid ha vuelto!!!

WhatsApp_Image_2020-08-19_at_17.08.01_1 

Reflexión 3: El Valor de la Unidad! Hoy comparto con vosotros esta foto tomada en mis marchas por los caminos, representa tres cruces unidos, la vía del tren, el rio, el camino,…. Todos juntos y cumpliendo una misión,…. Llevarnos de diferentes formas a nuestro destino,…Todos lo sabemos, juntos somos más fuertes, juntos unimos talento ideas, visiones, enfoques, riqueza... juntarnos nos hace tan fuertes como una piña. Junta y cierra con fuerza los dedos de una mano y tendrás la fuerza del  puño, que es signo de fuerza de potencia de valor... Pero, ¿Por qué nos resulta difícil estar unidos aún en los momentos más difíciles, en lo más arduo de nuestra vida como en estos momentos que estamos viviendo?. La respuesta es fácil, porque exige generosidad, renuncia de uno mismo, entrega, sacrificio,.... y éstos son valores que en circunstancias ordinarias nos cuesta mucho vivir. Pero en días como hoy, con la pandemia en marcha y con tanto dolor físico, personal, económico con pérdidas tremendas, es cuando debemos de sacar lo mejor de nosotros mismos. Es cuando la renuncia del “yo” se tiene que poner al servicio del “vosotros” de nuestra familia, de nuestros amigos, de nuestra empresa, de nuestra provincia... en fin al servicio de España. Los colores y las ideologías deben de quedar atrás cuando se persigue un interés común tan brutalmente importante y se tiene un enemigo invisible enfrente tal letal, tan dañino como el Coronavirus. Durante el confinamiento nos hemos preguntado todos, “¿Es este el momento de cambiar, es el momento de ser generosos y de entregarse a los demás, de vivir pensando menos en lo material y más en lo trascendente?”, La respuesta unánime es “Si”. ¿A que esperamos para dar el gran paso? Os animo, me animo a mi mismo, a esa renuncia del yo por la lucha conjunta del salvar a nuestras familias nuestros negocios y nuestra Patria. Ánimo, merece la pena, despojémonos de lo innecesario y busquemos lo que de verdad merece la pena, ¿Porque sabes una cosa? No sólo saldremos adelante sino que además nosotros seremos mejores. Hoy es el día de perseguir el valor de la  Unidad.

Adelante sin miedo, sin mirar atrás!

El Cid ha Vuelto!

 WhatsApp_Image_2020-08-19_at_17.07.58

Reflexión día 4: La Esperanza. En momentos como los actuales, de enorme incertidumbre, de riesgo para la salud, de zozobra económica, de crisis institucional, es cuando tenemos que ser más fuertes. Son momentos, como decíamos ayer, para la Unidad. Nos recordaba San Ignacio de Loyola lo siguiente, “ "En tiempo de desolación nunca hacer mudanza, mas estar firme y constante en los propósitos y determinación en que estaba el día antecedente a la tal desolación, o en la determinación en que estaba en la antecedente consolación. Porque así como en la consolación nos guía y aconseja más el buen espíritu, así en la desolación el malo, con cuyos consejos no podemos tomar camino para acertar". Sabias palabras que no siempre seguimos. Hoy 4 de Agosto España despierta con una durísima noticia, el Rey Juan Carlos ha emprendido el camino al exilio. Si San Ignacio fuera consejero de la Corona no se, con su sabiduría, cual hubiera sido su consejo, pero sé perfectamente una cosa... no seré yo quien hoy muerda la carnaza que los enemigos de la desunión están lanzando a los cuatro puntos cardinales de nuestra Patria. Ni seré quien alimente a las alimañas que, con el pretexto de los posibles errores personales del rey, busquen quebrar España. Hoy es el día para estar más unidos, para ser más fuertes, para no dejarnos penetrar por la inquina de los malditos,... hoy es el día de la prueba para seguir unidos entorno a la figura que a lo largo de la historia nos ha unido (cada uno con sus flaquezas y sus virtudes), hoy estoy seguro que debemos de permanecer fieles entorno al Rey. Por eso os animo a que hoy sea un día para la esperanza y para la serenidad, porque solo así seremos más fuertes. Y no nos olvidemos nunca que así como a la esperanza se le representa con el color verde hoy os propongo a todos ser V.E.R.D.E. (Viva El Rey De España)!

Porque El Cid ha vuelto!

 WhatsApp_Image_2020-08-19_at_17.08.00

 

Reflexión día 5: La lealtad (acompaña el texto la imagen de la estatua erigida por suscripción popular a los Héroes de Filipinas, los Héroes de Baler, el Teniente Saturnino Martín Cerezo). Seguimos avanzando a lo largo de estos días sobre cómo podemos ayudar a los demás y ayudarnos a nosotros mismos en este arduo camino de salir de esta crisis más fuertes y unidos. Existen valores y virtudes que ayudan a fortalecer la Unidad. Hoy hablaré de la virtud de la Lealtad. Lealtad entre dos personas, lealtad con nuestra familia, lealtad con nuestros amigos, lealtad con nuestros compañeros de trabajo, con nuestra empresa, con nuestra sociedad, con nuestra nación,… porque si tengo una cosa clara es que solo se puede ser de una misma manera en todo,.. no se puede ser leal con la nación y desleal con mis hijos, leal con mi empresa y desleal con mis padres,… unidad y coherencia también de vida!

La lealtad, en mi forma de ver la vida, es la rectitud moral que debe iluminar todos los actos del hombre para con su patria, su entorno más cercano (empresa y amigos) y familia. El compromiso que se forma entre uno mismo y su familia, amigos, compañeros de trabajo y compatriotas, debe estar enmarcado en una limpia lealtad, “en la cual la palabra empeñada no puede ser empañada”. Al respecto, la palabra empeñada es sagrada y es sinónimo de verdad y responsabilidad, por lo que la palabra no puede tener dobles interpretaciones. Hoy sabemos que este comportamiento es extraordinario y en nuestro día a día a día estamos rodeados ejemplo contrarios. ¿Hace eso que los demás tengamos que seguir el camino de la deslealtad o por el contrario nuestro objetivo es ser como el salmón que nada a contracorriente y es ejemplar para todos? No existe mejor prédica que el ejemplo y es en estos momentos de dificultad cuando tenemos que luchar por mejorar nosotros mismos y mejorar nuestro entorno. Todo eso generará una verdadera transformación moral de nuestra sociedad. ¿Quién ha dicho que esto no cuesta y que muchas veces es desalentador? ¡Pero tú y yo sabemos que merece la pena! ¡Luchemos por ello! Séneca nos muestra el “reverso tenebroso” de vivir en deslealtad porque “al que una vez perdió el crédito, nada le queda que perder” y nos muestra con claridad que lo opuesto a la lealtad es la traición. La virtud de la Lealtad no tiene término medio.

Tenemos que reflexionar, pensar en nuestro actuar diario con nuestra familia y amigos, con nuestros compañeros de trabajo y nuestros competidores, porque hoy es frecuente ver actitudes en todos los ámbitos que nos enseñan cómo no somos leales y cómo nos dejamos llevar por el egoísmo, por una competencia empresarial mal entendida, por la envidia hacia los demás, por una admiración mal orientada, que nos lleva a formas de actuar que se alejan completamente de la virtud de la lealtad,… ¿Cómo entonces podemos decir de los demás que no son ejemplo, cómo podemos estar en la permanente critica a todo y a todos? Empecemos por nosotros mismos, influyamos en nuestro entorno y transformemos España desde dentro.

Hoy es el día de los leales, es el tiempo en el que mujeres y hombres debemos de dar el “do de pecho” y demostrar que sabemos “vestirnos por los pies” cada mañana.

Termino con una historia de lealtad y de honor de Walter MacPeek, espero que te guste y nos ayude a ti y a mi a luchar hoy por ser leales con nuestra familia y con todo… “Uno de dos amigos que combatían en la misma compañía, cayó abatido por una bala enemiga. El que escapó pidió autorización a su Oficial para recobrar a su compañero. Tal vez esté muerto, dijo el Oficial, y no tiene sentido que arriesgues la vida para traer el cadáver. Pero ante las súplicas, el Oficial accedió. Cuando el soldado regresó a las propias líneas con su compañero sobre los hombros, el herido falleció. ¡Ves!, dijo el Oficial. Arriesgaste la vida por nada. No, respondió el soldado, hice lo que él esperaba de mí, y obtuve mi recompensa. Cuando me acerqué y lo alcé en mis brazos, me dijo: “Amigo, sabía que vendrías, presentía que vendrías”.

(El texto toma como base una publicación de la HNAACCLL)

El Cid ha vuelto!

WhatsApp_Image_2020-08-19_at_17.08.01