La oposición se tira a las calles, pero no acude a los plenos del Ayuntamiento dónde es su obligación y es dónde el Alcalde informa y se debaten todos los temas.
Antes de alborotar a un pueblo o a una región hay que tener información, estudiarla y sacar conclusiones de todas las iniciativas que, desde la alcaldía, se ejecutan y primando su repercusión e impacto positivo en su gente.
Los tiempos los marca el equipo de gobierno, no la oposición.
Llevamos varios días asistiendo y escuchando en las calles a los grupos de la oposición, alborotando a todo el pueblo, incluso recogiendo firmas con el único propósito de, una vez más, impedir el correcto desempeño de las funciones otorgadas al Equipo de Gobierno.
En la mañana de ayer, pudimos asistir con estupor a otra cacicada de los grupos de la oposición: Psoe, Podemos y Nuevagamella. En plena pandemia y crisis sanitaria, llamaron a manifestarse a los vecinos animando a estos a salir a la calle.
Ya en marzo y abril nos lo demostraron, no les genera ninguna preocupación ni interés lo que está ocurriendo en Navalagamella con el COVID-19, la salud de los vecinos y de nuestros mayores les importa un pimiento, solo piensan en como criticar todo lo que se hace por y para los habitantes de Navalagamella, convirtiendo en una lucha política cualquier decisión tomada por el actual equipo de gobierno.

Estas maniobras de la izquierda más radical y sus compinches no logran reunir apenas 14 personas incluidos los propios concejales, tras una pancarta en la puerta del Ayuntamiento.
Se han sumado a las oscuras maniobras orquestadas por el partido socialista de Madrid, con el único propósito de atacar e intentar derribar a los gobiernos del PP. Que trabajan día a día con un único propósito, mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo y de los que habitan en el, basada en el progreso y generación de oportunidades y de inversión.
A nadie le puede pasar por desapercibido la gravedad de la infamia de las campañas que están existiendo durante estos meses de acoso y derribo a la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sin importarles la quiebra de la economía madrileña y de nuestro país en su conjunto.

Como si fuera poco, ahora aquí en Navalagamella, llevamos varios días con ataques a nuestros símbolos, a nuestra bandera.
En la calle intentan confundir a los vecinos con afirmaciones y acusaciones salidas del manual Marxista, no dudando en emplear cualquier excusa para lanzar acusaciones con el fin de generar duda y crispación entre los vecinos.
El Alcalde y el Equipo de Gobierno tiene uno proyecto muy ambicioso para el pueblo y los habitantes de Navalagamella que antes no podía ser posible por falta de recursos y que en breve estarán disponibles para todos los vecinos.
Nuestro objetivo es seguir creciendo y dotando de más servicios a Navalagamella sin endeudar las arcas municipales y con un endeudamiento cero y auto sostenibilidad.
Ese es el éxito de una buena gestión. Invertir en el pueblo y en su gente.

Para finalizar, incidir que la venta de terrenos municipales no productivos no es descapitalizar al pueblo, no os dejéis engañar ni manipular.
Seguiremos trabajando e informando de manera puntual de todos los proyectos que llevaremos a cabo, reitero, con un único objetivo;
Contribuir al progreso de Navalagamella y sus familias.

NOTA DE PRENSA DEL Equipo de Gobierno.