La Asociación Hablamos Español da comienzo a una sucesión de acciones reivindicativas para reclamar la libertad de elección de lengua.

Este nuevo modo de protesta de la asociación presidida por Gloria Lago, consistirá en una puesta en escena de 30 minutos de duración, en silencio, y con cartelería llevada por colaboradores de Hablamos Español. Los carteles contienen mensajes contra las falacias utilizadas habitualmente para justificar la exclusión del español de los organismos públicos, así como la inmersión total o parcial a la que son sometidos los estudiantes de las comunidades autónomas bilingües. Los 30 minutos por la Libertad de Elección de Lengua tendrán lugar en diferentes lugares de España, no solo ante organismos públicos, sino también ante entidades privadas que colaboran con ellos en la exclusión del español, o que discriminan a las personas que prefieren usarlo.

Las acciones serán dadas a conocer en el momento de su realización para evitar presiones y escraches por parte de nacionalistas y otros.

Para los primeros 30 minutos por la Libertad de Elección de Lengua , hemos elegido el Centro Cultural de Barcelona El Borne, y en concreto el cartel de la exposición titulada Per una educació en llibertat, por tratarse Barcelona del punto cero de la discriminación lingüística y este cartel y el nombre de la exposición un ejemplo paradigmático de la manipulación que rodea la imposición lingüística.

En ningún país con cooficialidad lingüística se aplica la inmersión obligatoria o el bilingüismo o trilingüismo obligatorios, sino que se pueda elegir lengua en la enseñanza y las administraciones son bilingües.