El rifirrafe entre Cayetana Álvarez de Toledo y Pablo Iglesias sobre los padres de ambos está dando mucho juego, incluso para que personajes tediosos lleguen a decir barbaridades como el tal Antonio Papell este, que ha soltado en la televisión que pagamos todos con nuestros impuestos que a la derecha no le interesa recordar antecedentes familiares, porque muchos diputados tienen padres que estuvieron en la División Azul que fue en ayuda de quienes cometieron el Holocausto.

Como es de esperar, también ha aludido al pasado "antifranquista" del abuelo de Pablo Iglesias omitiendo que llegó a vivir en el barrio de Salamanca, tan en boca de la izquierda últimamente, escribiendo libros de doctrina nacionalcatólica.


Por desgracia, así es la sociedad en que vivimos. Da igual que un historiador como Carlos Caballero Jurado escriba un voluminoso libro replicando todas las mentiras habidas y por haber sobre la División Azul; si no sale por tele, es como si no existiera.

Ciertamente repugnante que su odio a la derecha le debe de venir porque tenía puesto fijo en Canal Sur hasta que llegó la derecha claro. Otro intelectual de izquierdas dando coartadas y justificaciones a los movimientos terroristas.