El Ayuntamiento de Pedrezuela aprobó en pleno y por unanimidad de todos los grupos municipales una ordenanza fiscal que viene a regular las tasas que conlleva la recogida de animales abandonados y extraviados.

Con esta norma se establecen unas tasas fijas, independientemente de la empresa adjudicataria de la gestión de los animales abandonados. No es una ordenanza para regular sanciones, recoge las tasas por los servicios que el Ayuntamiento debe prestar en base a sus competencias en la recogida de animales que aparecen abandonados o extraviados, y deben abonar los propietarios de las mascotas.

La norma pretende ser duradera en el tiempo y lo más completa posible, y por ello, incluye supuestos que de momento no se van a llevar a cabo, pero que en un futuro serán necesarios. También es un paso previo al protocolo que se va a desarrollar y con el que se pretenden implantar medidas que eviten o reduzcan los abandonos de animales, con el fin de procurar su bienestar. Los precios públicos establecidos compensarían el gasto económico que asume el ayuntamiento por dichos servicios.