La función más destacada de la Policía Local de Pedrezuela desde la declaración del estado de alarma ha sido su labor social, asistencial y la protección de los sectores más vulnerables. Destacan este sentido la atención a innumerables requerimientos de auxilio a los vecinos, entrega de alimentos y medicinas, atención a los mayores del municipio a través del programa Nuestros MAYORES, así como la protección de entornos vulnerables y de riesgo, entre otras acciones.

La Policía Local de Pedrezuela también ha trabajado para hacer cumplir las medidas y protocolos establecidos. En consecuencia, ha interpuesto medio millar de denuncias desde la declaración del estado de alarma por incumplimiento de las medidas sanitarias para frenar los contagios por Covid-19.

Las infracciones más reiteradas motivo de sanción han sido: no usar la mascarilla, fumar cerca de otras personas, no respetar el toque de queda, celebración de fiestas privadas, saltarse el confinamiento perimetral e incumplimiento de cuarentenas, etc. Asimismo, también se han cursado denuncias en alojamientos turísticos por la permanencia en los mismos de personas no convivientes. Todas estas denuncias están siendo tramitadas por los órganos competentes, incluido el propio consistorio con su propuesta de sanción correspondiente.

Por otro lado, se han presentado en los juzgados alrededor de un centenar de diligencias en aras de la prevención de la salud y la seguridad ciudadana.

Dentro de este contexto, el servicio de Policía Local de Pedrezuela también ha realizado en los últimos meses un centenar de propuestas de sanción por botellón, consumo de alcohol y posesión y consumo de sustancias estupefacientes en la vía pública.

No todo el trabajo ha estado relacionado con el Covid-19. La Policía de Pedrezuela ha seguido trabajando en todas las áreas de su competencia, tramitando también alrededor de 500 sanciones en materia de protección del medio ambiente, convivencia y seguridad vial, como por ejemplo la tenencia irresponsable de animales domésticos y comportamientos incívicos, circulación de vehículos y prácticas prohibidas en zonas de protección medio ambiental, infracciones administrativas en el contexto de la caza y la pesca, vertidos incontrolados, entre otras.

Desde el Ayuntamiento se ha destacado el trabajo policial por su labor de apoyo a toda la persona que lo ha necesitado y por atajar conductas incívicas de ciudadanos que incumplen las normas establecidas para prevenir contagios y rebrotes, haciendo un llamamiento a la ciudadanía para que se cumplan las medidas preventivas sanitarias.