Un relato exhaustivo de todas las novias que tuvo el actual Rey antes de casarse con la Reina Doña Letizia, realizado por Rubén Azpeleta 

En la búsqueda de antídotos naturales que estoy siguiendo para contrarrestar los efectos nocivos del confinamiento comunista al que estamos sometidos hoy me he encontrado con uno divertidísimo: los amores (en Internet se habla de "novias") del Príncipe Felipe (o sea, antes de  ser Rey y por tanto antes de casarse con Doña Letizia). ¡Dios, una lista de 14, algo así como las 14 estaciones del viacrucis del Jesús de Nazaret!... y confieso que me lo he pasado bomba y hasta me he olvidado del virus podemita aunque solo sea viendo las fotos de las "niñas". Está claro que el entonces Príncipe Don Felipe elegía bien sus amores y es gracioso que según la lista que he encontrado en un artículo firmado por Rubén Azpeleta son exactamente 14, o sea, que en tono histórico podíamos hacerlas corresponder a cada estación del viacrucis del Cristo que acabó crucificado. Afortunadamente el Príncipe no murió crucificado, es ya Rey de España y está bien casado con otra bella mujer, Doña Letizia Ortiz. 

Ahora sigamos el viacrucis de Jesús y el de los amores de Don Felipe, ya que curiosamente a cada estación de Jesús le corresponde una "novia" de Don Felipe. Vean y comprueben.

 

Estación de Jesús 

Amor de Don Felipe 

  

1ª   Jesús es condenado a muerte 

  

Victoria Carvajal 

 2ª  Jesús carga la Cruz 

  

ISABEL SARTORIUS 

 3ª   Jesús cae por primera vez 

  

Gigi Howard 

 4ª   Jesus encuentra a su Madre  

  

Yasmeen Chaurí 

 5ª   Simón el Cirineo ayuda a Jesús a llevar la Cruz   

  

Tatiana de Liechtenstein 

  6ª   Verónica limpia el rostro de Jesús  

  

EVA SANNUM 

7ªJesús cae por segunda vez 

  

Gwyndh Paltrow 

 8ª   Jesús consuela a las mujeres 

  

Gabriela Sebastián de Erice 

9ªJesús cae por tercera vez  

  

Alicia Krezlova 

10ª    Jesús es despojado de sus vestiduras  

  

Carolina de Waldburg 

11ª Jesús es clavado en la Cruz 

  

Lady Gabriela Windhord 

12ª  Jesús muere en la Cruz   

  

Diana Martina Bardín 

13ª  Jesús es descendido de la Cruz y puesto en brazos de su Madre 

  

Marcela Cuevas 

 y 14ª   Jesús es sepultado   

Doña LETIZIA ORTIZ 

  

Esto sólo es un juego... y los amores de Don Felipe fueron luciérnagas que se quedaron en el bosque del Palacio de la Zarzuela... y curioso resulta que sean 14, ese número que no se puede mencionar entre la familia Borbón, porque queriendo o sin querer tendrán siempre presente aquel 14 de abril de 1931 que sigue vivo para ellos. 

Hoy, y por razones de espacio nos limitamos a recorrer la cuarta, quinta y sexta estaciones: 

4ª Estación   YASMEEN GHAURI

Aunque no hay fotos de ambos juntos, la prensa relacionó al futuro Rey de España con la modelo canadiense Yasmeen Ghauri. Esta pareja era muy diferente a lo que nos tenía acostumbrados el entonces Príncipe, pues esta mujer de origen Francopaquistaní se alejaba mucho del prototipo de mujer blanca y rubia que él solía buscar. 

Se dice que la conoció durante las Olimpiadas de Barcelona 92. La prensa los relacionó y se dijo que el noviazgo duró pocos meses. Eso sí, como ya he dicho, de este noviazgo no hay pruebas ni fotografías disponibles. 

 5ª Estación   TATIANA DE LIECHTENSTEIN

El futuro Rey había tenido novias de sangre azul, pero ninguna era tan importante como Tatiana de Liechtenstein. Ella era hija del príncipe Hans Adam II y la princesa María Kinsky. Todo esto hacía de ella la candidata ideal de los Reyes, pues era de perfecta sangre azul y todo se quedaría entre monarquías. Felipe hubiera seguido los pasos de su padre y de las monarquías europeas a lo largo de la historia. 

Hubo muchos rumores de este romance y de boda inminente. En aquel entonces el futuro Rey ya tenía 27 años y su hermana mayor se casó, así que había mucha presión. Eso sí, al final nada ocurrió y el entonces Príncipe siguió soltero. 

 

6ª Estación   EVA SANNUM

La modelo noruega Eva Sannum es una de las novias más famosas de Felipe Vi. Ella estudiaba Publicidad en Madrid y allí conoció al entonces Príncipe. El amor era bastante real, al nivel del de Isabel Sartorius. Se dice que incluso tuvo problemas con sus padres por esta relación. 

La relación era pública y ella le acompañó a algunos actos, como por ejemplo la boda de Haakon de Noruega con Mette Marit. Eso sí, la pareja rompería definitivamente en el año 2001. 

Por su interés reproduzco también el artículo que 20 años después, hace algunos días, ha publicado P. Barrientos: 

 

VEINTE AÑOS DESPUÉS

Eva Sannum, cómo y cuando llegó a España: el mentor y los traidores 

El pasado siempre vuelve. Después de veinte años de silencio, la noruega ha querido rememorar su historia de amor con el hoy Rey 

 

El pasado siempre vuelve. Después de veinte años de silencio, Eva Sannum ha querido rememorar su historia de amor con el príncipe Felipe a través de una entrevista en la publicación noruega 'Aftenposten'. Una relación que duró cuatro intensos años y que acabó un 14 de diciembre 2002 cuando el hoy Rey comunicó a un grupo de periodistas en vísperas de Navidad su ruptura. Lo curioso de esa confesión es que nunca hubo una confirmación previa. Oficialmente, ese noviazgo nunca existió aunque sí hubo una especie de foto fija en la boda de Haakon de Noruega y Mette-Marit. 

Una imagen espectacular de la bella modelo y ahora publicista junto al príncipe en la fiesta posterior al enlace. Aparecía con un vestido azul con pronunciado escote y una copa de balón con una bebida espirituosa. No hubo piedad y las críticas fueron terribles. A partir de ese momento, la cuenta atrás para la ruptura fue un hecho. Al príncipe le obligaron a sacrificar su relación que tuvo sus consecuencias colaterales en el terreno familiar y en el organigrama de Zarzuela. El heredero estuvo tiempo sin hablarse con su padre y exigió la salida de Fernando Almansa, jefe de la Casa, a cambio de su renuncia.  

Así acababa una historia de amor que comenzó en la primavera de 1997 cuando el destino hizo que se encontraran en una cena informal organizada por Carlos Mundy, dueño de la agencia de modelos Magic, donde trabajaba Eva Sannum cuando llegó a Madrid. Tenía 18 años y un año sabático para disfrutar de la vida en España y ganarse un dinero extra como modelo ocasional. Llegó con su amiga Katerina Knudsen y, como no tenían casa, Carlos Mundy las alojó en la suya. Un piso de doscientos metros cuadrados en el barrio de los Jerónimos donde también tenía la oficina, además de lugar de encuentro de la gente joven y guapa de Madrid. 

El plan de Eva era volver a su país y retomar sus estudios superiores. El destino cambió su agenda vital y pasó más tiempo del previsto. Se matriculó en un curso de español para extranjeros en la Complutense. Trabajó, estudió y sobre todo disfrutó de la diversión en un Madrid donde las fiestas y reuniones sociales eran el pan de cada día. Carlos Mundy fue el mentor sin saberlo de ese primer encuentro entre el heredero y la modelo que de no haber sucumbido a las presiones el romance podría haber cambiado la historia de España.  

El entonces príncipe Felipe tenía amistad con Mundy, que a su vez formaba parte del círculo hípico de la infanta Elena. El empresario y jinete presumía de tener en Magic a las modelos más guapas y exóticas. Y así era. En el mismo grupo de jóvenes estaban los hermanos Fuster, Pepe Barroso, López Madrid y Miguel Goizueta. Este último salía con Katerina, también modelo, y que fue la que convenció a Eva para que una noche la acompañara a cenar con el grupo de amigos de su novio. La cita era en el restaurante mexicano El Cuchi, un local en la calle Lagasca que estaba de moda entre la gente joven. El Príncipe y Eva compartieron mesa en el primer piso del local con el resto de los amigos.  

Lo llamativo de la escena fue que ambos se sentaran junto a una ventana abierta. De tal manera que un avispado paparazzi pudo fotografiar desde la calle a los nuevos mejores amigos. Salvo que alguien hubiera revelado el lugar, la hora e incluso la ubicación estratégica del Príncipe y la modelo para que el profesional pudiera inmortalizarlos, habría sido imposible captar esa imagen. Las fotos aparecieron en '¡Hola!' y, unas semanas después, Julián Lago publicaría en su carta del director en la revista 'Tiempo' la cronología de los hechos donde aparecía el perfil del posible desleal. El representante de Eva Sannum era la única persona ajena a la intimidad del heredero que tenía la información de la cena privada.  

No fue la única vez que se vieron afectados por la venta de información confidencial a los paparazzi desde dentro. Un viaje a Egipto de la pareja de la que muy pocos tenían información fue la confirmación de la relación del príncipe con la modelo. En este caso se dijo que las fotos se podían haber filtrado intencionadamente. Una manera de que el pueblo soberano fuera poniendo cara a la que se podía convertir en un futuro en Princesa de Asturias. Veinte años después, Eva Sannum ha querido actualizar su perfil. Lo que resulta extraño es por qué ahora.