¿Por qué los medios de comunicación en España ocultan, silencian y pervierten lo que está haciendo Álvaro de Marichalar y Sáenz de Tejada? ¿Será porque nunca ha dudado en poner en  evidencia la incompetencia de las administraciones públicas, los políticos mafiosos y los medios de comunicación prostituidos a su servicio?
Desde El Correo de España estamos seguros que esa es la explicación por la que silencian la expedición alrededor del Mundo conmemorativa del V Centenario de la Primera Circunnavegación .

Además que les produce urticaria hablar de Elcano, Magallanes, la Primera Vuelta al Mundo y todo lo que representa gloria española.

Gracias a Dios en otros países ha sido diferente.En su última escala en México se han volcado todos los medios de comunicación igual que lo hicieron en Estados Unidos, Francia, Italia, Rusia o Inglaterra, poniendo una vez más en evidencia los perjuicios, complejos, manipulación y pueril envidia hispana...

Pero el colmo ha sido la deleznable actitud de nuestro embajador en México que no le ha querido recibir durante su estancia de diez días en Ciudad de México.

Lo que ha hecho que Alvaro de Marichalar y Sáenz de Tejada le haya escrito esta carta a la que ha tenido acceso El Correo de España:

Querido Embajador,
Hace diez días, el pasado lunes día 16 estuve reunido con Nicolás Díaz Pache-Lallier, ministro consejero de nuestra embajada quien me atendió, ya que cuando solicité hace tiempo y por escrito entrevistarme contigo, se me respondió que me atendería él debido a que tu agenda muy cargada te impediría (durante todos estos días...) saludar cuatro minutos a un marino español que llega a México desde Sevilla navegando en pie y en solitario a bordo de una embarcación de tres metros de eslora, celebrando y conmemorando el V Centenario de la Primera Circunnavegación.
Una iniciativa avalada por nuestro Ministerio de Cultura, por cierto.

Supongo que desde nuestra enorme y carísima embajada española en México estás haciendo muchísimas y grandes cosas para dar a conocer, promover y difundir en México ésta celebración crucial en la historia y presente de España, Portugal, el resto de Iberoamérica y todo el mundo, y por ello no necesitas y rechazas la aportación del único español que llega navegando a México honrando a Magallanes y Juan Sebastián Elcano, algo que además hace sin ayuda de ninguna institución española.

Tu triste proceder contrasta con el del Señor Embajador de Portugal (en copia), quien encantador me respondió de inmediato invitándome a la Embajada de Portugal para recibirme, aunque sintiéndolo en el alma tuve que declinar su amable invitación por coincidir la hora propuesta con una visita a Tlalpan que ya tenía yo comprometida con anterioridad.
En todo caso, aquí tenemos ¡otra lección diplomática más de Portugal a España...! por la falta de visión y sentido común de un funcionario con una responsabilidad que no sabe asumir, dejando así en mal lugar a nuestra Patria una vez más.

Durante mi conversación con el ministro consejero me quejé de que se me obligara a dejar mi teléfono móvil custodiado por la policía antes de poder acceder al recinto de nuestra embajada. Una instrucción que dio él personalmente al funcionario de policía cuando por varios motivos solicité quedarme con mi propiedad, sobre todo visto lo visto en nuestras servicios de inteligencia o la reciente vergonzante requisa del móvil al ministro de presidencia en su visita a Barcelona por parte del nefasto gobierno golpista regional catalán actualmente en rebeldía.
Cuando le expuse mis dudas sobre la legalidad de la acción respondió que en todas las embajadas se hacía lo mismo, algo que resultó ser rigurosamente falso ya que estos días he visitado cinco embajadas (tres de la UE) y en ninguna se me requisó mi teléfono móvil.

Siguiendo la conversación del lunes, comuniqué al ministro consejero que me quedaría en Ciudad de México toda la semana, por lo que le propuse organizar una rueda de prensa el día que se prefiriera en la oficina de prensa. También ofrecí dar una conferencia y organizar cualquier otra acción que quisiera realizar nuestra embajada encaminada a la promoción del V Centenario en México.

En este sentido le recordé que mi Expedición está avalada por el Ministerio de Cultura, aunque la "Comisión del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo" no haya hecho nada hasta la fecha para ayudar en mi Vuelta al Mundo, con la excepción de dejarme utilizar el logotipo oficial "500", algo que puse en su conocimiento pidiéndole que lo transmitiera de mi parte a la citada "Comisión" junto a mi queja y denuncia que llevo reiterando a lo largo de los últimos ¡tres años...!

Además le anuncié mi idea e iniciativa de hermanar Veracruz y Pensacola en el recuerdo de la expedición que lideró en 1559 desde Veracruz mi antepasado Don Tristán de Luna y Arellano, Señor de Ciria y Borobia con el objetivo de fundar Pensacola, PRIMERA Ciudad en los EEUU. En este sentido, invité a nuestra embajada a participar "a mantel puesto".

Para poder responderme a todas mis propuestas, quedó en llamarme al día siguiente una vez consultara todo ello contigo. Nunca lo hizo. Nunca llamó. No cumplió su palabra y no he vuelto a saber nada ni tener noticia alguna desde nuestra Embajada en los últimos diez días...

Qué vergüenza y tristeza constatar tanta pequeñez y falta de educación básica por parte de quienes deberían dar ejemplo y merecer ejercer la responsabilidad del manejo de las infraestructuras que nos pertenecen a todos los españoles, como es NUESTRA embajada en México.
Además, que falta de respeto y obligación legal hacia el Ministerio de Cultura. Estado fallido se llama...

En vista de lo cual y oliéndome la tostada, durante todo este tiempo hice un par de pequeñas ruedas de prensa en otros lugares, di una charla en el ayuntamiento de Tlalpan con presencia de la Alcaldesa; otra conferencia en el magnífico hospital Médica Sur y otra conferencia más en el Teatro Miguel de Cervantes del Real Club España.
También he conseguido por mis medios y con ayuda de amigos mexicanos, franceses, norteamericanos y españoles, varias entrevistas con periodistas de mucho prestigio y en los mejores medios de comunicación mexicanos.
Todo ello sabiendo que como contribuyente español neto, colaboro en la financiación de la carísima oficina de prensa de nuestra embajada de España, una oficina que no ha participado ni ayudado en absolutamente nada, pudiéndolo haber hecho si hubieras dado las instrucciones necesarias.

En todas y cada una de mis intervenciones he promovido el V Centenario de la Primera Circunnavegación y también el hermanamiento entre Veracruz y Pensacola.
Ningún periodista sabía de ninguna acción realizada por parte de la embajada que diriges, encaminada a la difusión del V Centenario de la Primera Circunnavegación del mundo en México: Otro motivo más de estupor y enfado.

También he ofrecido otra última rueda de prensa en la Embajada de Rusia, nación con la que estoy vinculado a la que quiero profundamente y cuyas embajadas siempre me ayudan, atienden y tratan con mucho cariño y consideración hacia mis expediciones marítimas desde hace ya más de veinticinco años.
Inicié mi intervención en la Embajada rusa manifestando que amo Rusia igual que amo Ucrania ya que son dos países en los que he vivido y conozco bien (de hecho estuve casado con una mujer rusa de origen ucraniano).
Proseguí pidiendo la PAZ urgente desde el respeto a Rusia y a Ucrania, derivado de la imprescindible unidad e independencia de Europa frente a quienes se benefician de la división europea y del presente conflicto y siguen intentando dinamitar la natural, necesaria, histórica, comercial y lógica relación entre Rusia y el resto de Europa; utilizando ahora Ucrania para sus oscuros intereses.

Como español tengo el deber y la obligación de quejarme y manifestarte embajador que estoy muy defraudado hacia tu extraña actitud y proceder; ilegítimo e ilegal.
No sé quién eres. Nunca me entero de antemano quién ocupa un cargo público antes de entrevistarme, ya que para mí, igual que para el resto de los españoles, cualquier servidor público es y debe ser ante todo eso: un servidor público. Nada más. Y nada menos. Algo que estás demostrando no saber ser por no estar a la altura de la responsabilidad que durante la duración de tu mandato te encargamos ejercer los españoles en calidad de nuestro máximo representante en nuestra Nación hermana mexicana.

Por ello y para que mi queja no quede en saco roto porque la ignores como vienes ignorando, pongo en copia a diversas personas de nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores y además la hago pública en mis redes y en medios de comunicación mexicanos y españoles.

Todavía puedes corregirte corrigiendo tu lamentable manera de actuar y dar las explicaciones que merece un contribuyente español que te ha ofrecido gratuitamente la oportunidad de promover en México el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo desde nuestra embajada.
Nada importa tu opinión particular sobre mi persona o mi expedición. Tampoco nos importa a nadie tu ideología, que no conozco ni quiero saber. Eres nuestro empleado en tanto que servidor público y tienes el deber moral y también legal de atender a todas las personas españolas, yo incluido.

Mañana regresaré a Veracruz Dios mediante, para volver a hacerme a la mar a bordo de mi pequeña embarcación NUMANCIA con el objetivo de seguir
recorriendo las costas de todo México y por la presente comunicación te vuelvo a dar la oportunidad gratuita de aprovechar mi esfuerzo para bien de los intereses generales de España promoviendo en México el V Centenario de la Primera Circunnavegación.

Espero no verme forzado a buscar amparo en otra embajada de la Unión Europea, ante el pueril bloqueo al que parece intentas someter mi Iniciativa.

Tu actitud contrasta entre muchos otros con la de nuestro Embajador ante Naciones Unidas, Inocencio Arias que me recibió en Nueva York cuando llegué navegando en pie desde Roma en 2002 hace veinte años. Entre otras cosas escribió un precioso artículo sobre mi travesía en el diario El Mundo. Ya en la presente expedición, el embajador en República Dominicana me ayudó muchísimo, nuestro Cónsul en Miami me atendió, nuestra Cónsul de España en Houston colaboró en la organización de una conferencia estupenda e hizo gestiones magníficas encaminadas a hacer posible este Desafío.
Y tantos otros buenos diplomáticos españoles (la gran mayoría) que cumplen su obligación día a día sin prejuicios, pequeñeces, complejos ni envidiejas malsanas.
Andas alineado con la embajadora en Lisboa que no quiso atenderme en mi recalada en Portugal en 2019, el embajador en Japón que no quiso recibirme en 2006 cuando llegué a Tokyo desde Hong Kong celebrando el V Centenario del nacimiento de mi antepasado San Francisco Javier, el embajador en el Reino Unido que no quiso ayudar en mi travesía desde París a Londres en 2003 y algunos otros que aparecerán en el libro que escribo.

Espero que te sepas portar como debes a partir de ahora y empieces a estar a la altura de tu actual responsabilidad y al nivel de México y los mexicanos, que te ponen en evidencia cuando me ofrecen de manera constante toda su amabilidad, ayuda, hospitalidad, ánimo y cariño entrañable para poder seguir adelante con mi Vuelta al Mundo y continuar promoviendo el V Centenario de la Primera Circunnavegación.

Gracias de antemano por ello .

Un abrazo,
Álvaro

Álvaro de Marichalar y Sáenz de Tejada Bruguera