El Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes continúa trabajando de manera incesante para reforzar las infraestructuras y los servicios públicos en un periodo en el que una efectiva prevención de la pandemia Covid-19 requiere de mayores espacios destinados a la protección y a la asistencia social, así como mayores servicios y actividades destinados a la población mayor.

La Concejalía Delegada de Bienestar y Protección Social –también denominada de Servicios Sociales– verá comenzar, a lo largo de las próximas semanas, las obras definitivas para su traslado e instalación en un nuevo edificio de mayor capacidad, en particular, en el centro municipal ubicado en la Avenida Matapiñonera, perteneciente al barrio de Moscatelares. 

Con este paso, el ejecutivo municipal y la concejalía delegada logran materializar en una nueva infraestructura la necesaria potenciación y el refuerzo de los recursos humanos para afrontar con mayores garantías los efectos provocados por la pandemia.

“Las nuevas instalaciones, que serán más modernas, más cómodas y más accesibles, representan otro avance, otro paso más en esta necesaria y decidida apuesta del gobierno municipal por hacer de la protección social en este periodo una de las mayores prioridades de la acción municipal”, afirma la concejala de Bienestar y Protección Social, Margarita Fernández de Marcos (PSOE).

Un nuevo centro de mayores para reforzar la atención

Como consecuencia de esta decisión, el Centro Rosa Luxemburgo, donde hasta este momento se encontraban ubicados los servicios de atención dependientes de Bienestar Social, pasará a albergar un nuevo centro de mayores que servirá como refuerzo para las actividades y servicios prestados por el Centro Gloria Fuertes, y que se complementará, además, con los servicios y profesionales dependientes de la Concejalía Delegada de Salud allí establecidos.

El Ayuntamiento informa de que la multiplicación de los espacios disponibles para las personas de mayor edad redundará en muchas más posibilidades de aumentar y mantener la distancia de seguridad entre los usuarios, una condición necesaria para afrontar las próximas fechas con garantías suficientes de prevención sanitaria y minimización del riesgo de contagio.

“La organización y el impagable trabajo de los empleados del Centro Gloria Fuertes ha supuesto un dique de contención contra la expansión del Coronavirus; con esta última decisión, el gobierno municipal quiere ir a más en esta política de protección y de cuidadosa prevención, multiplicando el espacio disponible, la seguridad, y además, el bienestar y la comodidad de todos nuestros usuarios”, afirma el concejal delegado de Mayores, Javier Cortés, que concluye que “con la construcción y adecuación del centro previsto en el Plan de Inversión Regional, Sanse contará en un plazo razonable con tres infraestructuras para prestar estos servicios, fundamentales en una ciudad como la nuestra, donde las personas mayores nos han dado una lección de resiliencia, madurez y generosidad”. 

“La irrupción del Coronavirus ha supuesto una transformación crucial en las prioridades de toda sociedad y gobierno, como es el caso del ejecutivo de Sanse. Estamos volcados desde el principio en garantizar los mejores servicios y formas de asistencia para quienes más lo necesitan, y estos nuevos centros representan un paso fundamental, y no será ni mucho menos el único que demos en estos años”, ha afirmado el vicealcalde, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs).

“Atender a los mayores con la necesaria seguridad y prevención, así como dotar adecuadamente nuestros servicios de protección social son metas irrenunciables para una ciudad que, día a día, lucha por recobrar su normalidad, su esencia y un dinamismo que la ha convertido en una de las ciudades de mayor calidad de la Comunidad de Madrid. Se trata del momento clave en el que la Administración local, y un gobierno comprometido como este, ha de poner todos los recursos disponibles para alcanzar estas metas en el menor tiempo”, concluye el alcalde, Narciso Romero (PSOE).