Agradecer al Correo de España este espacio que me brinda para poder difundir aspectos referentes al conocido “Expediente Royuela”. Pero primero os hablaré algo de mí, a modo de presentación.

 

Soy el hermano menor de un total de seis. De joven compartí las inquietudes políticas con el afán por la ciencia y las matemáticas, siendo así que milité en diversas organizaciones patrióticas de la mal llamada “extrema derecha”; no entraré en detalles al respecto. Me licencié en física teórica en la Universidad de Barcelona, años en los que tuve una militancia bastante activa en el Moviment Patriòtic Català. Ante un homenaje a detenidos del comando ETA de Barcelona en el año 2001, fui detenido junto a otros tres jóvenes por manifestar nuestra repulsa ante tal acto, mediante un petardo de humo colocado en las puertas del recinto la madrugada anterior a la celebración del acto. Nada sucedió salvo una gran humareda, pero el Fiscal Jefe de TSJ de Cataluña, José María Mena Álvarez, debido a la inquina personal hacia la figura de mi padre, por motivos que os contaré en adelante, coaccionó al Presidente de la Sala de la Audiencia Provincial de Barcelona que me juzgaba, condenándome a un total de 6 años y 1 día por un delito de terrorismo no en banda armada.

 

Cuando entré a cumplir mi condena, a finales del año 2006, yo ya era empresario dedicado al mundo de las subastas públicas judiciales e inmobiliario. Meses antes se produjo un hecho muy importante para la historia de España que algún día se recordará. A principios de ese año, mi padre, harto de perseguir la corrupción ejercida desde la Fiscalía de Cataluña, como iremos viendo, dio con “el fichero secreto y paralelo” del Fiscal Jefe del TSJC, José María Mena Álvarez, compuesto de más de 30 mil documentos originales y manuscritos donde se ordenan, entre otros muchos delitos, más de mil asesinatos por encargo perpetrados desde los aparatos de la Fiscalía y de los Cuerpos de Seguridad del Estado. Dicho fichero o archivo, siniestro y custodiado en un despacho de una clínica abortista de Barcelona, constituye un servicio de información paralelo del crimen organizado muy vinculado al Partido Socialista Obrero Español y a organizaciones jurídicas de carácter progresista.

 

Sin más, me despido de ustedes hasta la próxima entrega, en la que iré adentrándome en los entresijos del conocido “Expediente Royuela”, el mayor escándalo criminal de la historia de España en tiempos de paz.

 

PD: Les invito a visitar mi canal de youtube: Santiago Royuela Samit. También las web: javierroyuelasamit.com y expedienteroyuela.com, para mayor información de cuanto os voy a contar.