Esta es la cuestión: ¿es correcta la expresión detrás mía? La Real Academia Española (RAE) responde: en la lengua culta debe evitarse el uso de adverbios como: cerca, detrás, delante, debajo, dentro, encima, enfrente, como como adjetivos posesivos; así pues, no debe decirse detrás de mí, encima suya, etc., sino detrás de mí, encima de él…

Y sigue diciendo la RAE. El origen de este error está en equiparar el complemento preposicional introducido por la preposición de (detrás de María) con los complementos de posesión, de estructura formalmente idéntica (la casa de María). Sin embargo, se trata de construcciones diferentes en la primera (detrás de María), el núcleo del que depende el complemento preposicional es un adverbio (detrás), mientras que en la segunda (la casa de María) es un sustantivo (casa).

Puesto que los adjetivos posesivos son modificadores del sustantivo, sólo si el complemento encabezado por depender de un sustantivo puede sustituirse sin problemas por un posesivo: la casa de María = su casa o la casa suya. Sin embargo, los adverbios no son susceptibles de ser modificados por un posesivo, de forma que no admiten la transformación descrita: detrás de María no equivale a “su detrás”, por lo que no es admisible decir detrás suya, ni detrás suyo.

En consecuencia, para discernir si es o no correcta una expresión con posesivo, debemos fijarnos en la categoría de la palabra núcleo: si es un sustantivo, será correcta (puede decirse “al lado mío”, pues lado es un sustantivo); pero no será correcta si se trata de un adverbio (no puede decirse “cerca de mí”, pues cerca es un adverbio). Para no equivocarse, resulta útil saber que, si se puede usar el posesivo átono antepuesto, la construcción con el posesivo tónico propuesto, será también válida: estoy al lado de María > estoy a su lado > estoy al lado suyo (correcto), giraban alrededor de ti >giraban a tu alrededor > giraban alrededor tuyo (correcto). Pero estoy detrás de María > estoy en su detrás > estoy detrás suyo /suya (incorrecto) . Vive cerca de ti >vive cerca tuo/tuya (incorrecto).

Por último, seguimos con la consulta a la RAE, conviene señalar que el posesivo pospuesto debe concordar en género con el sustantivo al que modifica; así pues, debe decirse > al lado suyo (y no al lado suya), puesto que el sustantivo lado es masculino.

Lo llamativo de estos usos inadecuados lo encontramos en ciertos personajes televisivos, que dicen ser periodistas, y que abusan con demasiada frecuencia en directo, cara al público, de dichas expresiones, por muy extendido que se encuentre en el lenguaje popular de ciertas regiones.

Cualquier profesor, de primero de carrera, les daría un cate para que aprendieran a hablar mejor y, si de paso, corrigieran aquello de: el burro por delante para que no se espante…; o el tremebundo abuso del yo, yo y yo… Se diría que los departamentos de comunicación de algunas cadenas de televisión, o carecen del Libro de Estilo, o lo han arrinconado para que no lo utilicen sus colaboradores. Como si no fuera con ellos la responsabilidad de cuidar nuestro idioma común.

Desde luego, en general, en la radio hablan mucho mejor que en la televisión. Al menos así nos lo parece a muchos.

antoniodelorenzo@hotmail.es