Artur Mas se marchó de Barcelona en medio de la crisis del coronavirus y se instaló en su segunda residencia en Vilassar de Mar, a 30 kilómetros al norte de Barcelona, según han confirmado diversos vecinos de la localidad y también el propio interesado. Las versiones discrepan en la fecha. Sus vecinos aseguran que llegó el Viernes Santo, 10 de abril y que, por lo tanto, lo hizo en pleno estado de alarma.

Pese al testimonio de los vecinos los portavoces del 'expresident', en cambio, mantienen que el traslado se produjo el 13 de marzo, justo antes de que se declarase el estado de alarma y que, por lo tanto, el líder nacionalista no rompió para nada las condiciones del confinamiento.

El expresidente catalán y fundador del PDeCAT y su familia se instalaron en la segunda residencia que está enfrente de casa de su madre y allí siguen. Diversos vecinos le han visto paseando por Vilassar, haciendo una lectura relajada del confinamiento. Artur Mas veranea desde joven en esta localidad costera de Barcelona.