En los últimos años, los científicos han realizado enormes avances en materia de inteligencia artificial.

Algunas personas asocian la IA con los robots de ciencia ficción, pero en realidad, la tecnología agiliza y mejora muchos procesos cotidianos, permitiéndonos hacer más en menos tiempo.

Hoy en día, la IA desempeña un papel en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana, desde los desplazamientos hasta las compras o la navegación por Internet. El desarrollo de software de IA es un mercado masivo, y la tecnología no deja de mejorar. He aquí cinco formas en que la IA influye en nuestra vida cotidiana:

Redes Sociales

A medida que tanto la inteligencia artificial como las redes sociales se vuelvan más frecuentes en la vida de las personas, la intersección de ambas también se volverá más popular.

En este sentido, hoy en día, los profesionales del marketing se apoyan en la IA para hacer campañas de publicidad más eficaces de cara a impactar más en los usuarios. Estos anuncios, que en ocasiones se escriben por sí solos en diferentes plataformas, están optimizados para generar clics y conversiones, e incluso pueden incluir enlaces acortados y hashtags.

Las redes sociales también se apoyan en la IA para mejorar la experiencia del usuario. Por ejemplo, Facebook utiliza el aprendizaje automático para reconocer los rostros de los usuarios en las fotos y ofrecerles contenido personalizado. Por su parte, Snapchat utiliza tecnología de IA para superponer filtros que se mueven en sincronía con los rostros de los usuarios. Mientras que LinkedIn utiliza la IA para dar recomendaciones de trabajo y sugerir contactos a sus usuarios.

Asistentes digitales

Los asistentes digitales como Google Home y Amazon Alexa han ido ganando popularidad en los últimos años. Se pueden utilizar para una gran variedad de propósitos, los usos más comunes son el dictado de mensajes, las búsquedas en Internet por voz, alarmas y temporizadores o reproducción de música.

Algunos asistentes digitales también ofrecen servicios de automatización del hogar, lo que le permite utilizar la tecnología para controlar el termostato, las luces, la puerta del garaje y otros dispositivos.

Trading Online

Aunque aún queda camino para que la IA pueda sustituir a un trader humano, en el campo del Forex ya están implantadas herramientas como el Metatrader que son de gran ayuda para automatizar ciertos procesos de trading.

De esta forma, la inteligencia artificial analiza toda la información disponible sobre los mercados financieros para realizar transacciones y operaciones en la bolsa en el mejor momento.

Búsquedas en la web

La mayoría de la gente utiliza los motores de búsqueda varias veces al día (Google, Bing, Yahoo, entre otros). Los motores de búsqueda existen desde los años 90, pero la inteligencia artificial ha empezado a transformar recientemente la experiencia de búsqueda en la web.

Uno de los mayores usos de la IA en los motores de búsqueda es la creación de algoritmos de clasificación. Aunque todavía hay mucho esfuerzo humano en la creación y ajuste de estos algoritmos, muchos motores de búsqueda también utilizan la IA para mejorarlos. Esto afecta a los resultados que se ven en la primera página de una búsqueda web, así como al orden en que aparecen los resultados.

Ecommerce y servicios en línea

Si alguna vez compra en línea, es muy probable que la inteligencia artificial haya formado parte de su experiencia de comercio electrónico. La IA desempeña un papel en la tecnología de los asistentes digitales, las búsquedas en la web y la publicidad en las redes sociales, que son componentes importantes de las compras en línea. Si ves un anuncio en Facebook de un producto que has estado buscando en Google, es probable que la IA haya participado en algún momento del proceso.

Otra función importante de la IA en las compras online son los chatbots, que suelen estar disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, para responder a preguntas y ofrecer soluciones a problemas comunes. Aunque los chatbots no siempre son tan útiles como hablar con un representante humano, pueden ofrecer una asistencia rápida para cuestiones sencillas.

La tecnología está influyendo en la forma de vida de los seres humanos, así como en la manera de interactuar con el mundo, y esto es solo el principio. La Inteligencia Artificial, en particular, ha establecido su protagonismo en todas partes y ha incorporado una enorme diferencia en nuestra vida cotidiana.  En los próximos años se producirán muchos más avances que redefinirán el funcionamiento del mundo.