¿Quién querría volver

al momento más feliz

de su pasado?

Yo no.

Es camino ya andado

y a mí lo que me interesa

es el camino por recorrer.

 

¿Quién querría saber

el futuro que aquí

en este mundo le espera?

Yo no.

Prefiero descubrir

paso a paso el camino

que por andar aún me queda.

 

¿Quién querría tras morir

directamente ir al Cielo,

ver el rostro de Jesús

y el de la Virgen María

y ser ya para siempre

inmensamente feliz?

¡Yo sí! Es todo lo que deseo.