En la imagen, Salvador, padre de la niña afectada por la inmersión obligatoria en catalán.

También insta a la Consejeria balear de Educación a dar instrucciones a los centros para garantizar al menos, un 25% de horas en español como vehicular.

El padre de una estudiante de ESO en un IES de Mallorca ha solicitado ante la Consejería de Educación el mínimo del 25% de horas lectivas en español, amparado por la Asociación Hablamos Español. Si la Consejería no atendiera esta solicitud, se daría inicio a un contencioso ante el TSJB, que correría a cargo de esta asociación pro libertad de elección de lengua, presidida por Gloria Lago.

Salvador, el padre de esta niña, había presentado con anterioridad escritos elaborados por nuestro equipo jurídico para reclamar otros derechos lingüísticos para su hija, como el uso del español oralmente y por escrito por parte de la alumna, pero ahora, amparados por la firmeza de la sentencia lograda por la Abogacía del Estado en Cataluña, hemos dado un paso más e iniciamos con la familia de Salvador, un camino, también en Baleares, para reclamar la presencia del español como vehicular, siempre con la libertad de elección de lengua como objetivo.

Por otra parte, Hablamos Español se ha dirigido al Consejero de Educación para solicitarle formalmente que se aplique la jurisprudencia catalana a la Educación Balear. Si Consejería hace caso omiso, se incidirá legalmente contra los centros que se encuentran fuera de la ley. Tanto en el instituto de esta niña, como en la inmensa mayoría de centros de Baleares, se está sometiendo al alumnado a una inmersión obligatoria en catalán, que es contraria a derecho, antipedagógica y discriminatoria para aquellos alumnos de tienen el español como lengua materna o preferente.