El estado de alarma ha paralizado muchos sectores, entre ellos el de la administración. Pero llama la atención que nuestra entrevistada cuyas iniciales son A.R.T. aún no ha podido recibir la pensión de jubilación que le corresponde, aunque sí que le han cortado la pensión de minusvalía, algo que le ha supuesto un gran perjuicio económico. Logra sobrevivir gracias a la ayuda de sus hijos, uno de ellos en paro. Desde El Correo de España denunciamos está gran injusticia para que cuanto antes se le pueda solucionar la situación.

¿Cuál ha sido hasta ahora su ocupación?

Trabajaba como supervisora en una empresa de ayuda a personas mayores y tengo desde hace muchos años una incapacidad total permanente del 33%. Debido a que la enfermedad va degenerando, solicité una incapacidad absoluta que me denegaron. Por lo que he solicitado la jubilación por contrato relevo.

En este momento, empezó su calvario.

El 1 de diciembre firmo con la empresa la prejubilación parcial a través del contrato relevo y se entrega con toda la documentación requerida en el INSS. El 24 de diciembre recibo un aviso del INSS en el que me comunican que la base de cotización que ha dado la empresa de la relevista, no coincide con el cálculo del INSS por lo que me deniegan la prejubilación.

A mediados de enero me dan cita en el INSS y me dicen que hay una diferencia de -1 céntimo. La empresa tiene que hacer un recurso y volver a entregar toda la documentación con el céntimo ajustado.

Al ver que todo está entregado correctamente y pasa el tiempo sin una respuesta, ¿qué hace?

Llamo a la Mutua y me dicen que sin la resolución de la aprobación de la prejubilación del INSS no pueden pagarme. Voy al INSS el 4 de marzo y me dicen que faltaba de rellenar el documento donde eliges que pensión quieres cobrar (Invalidez o prejubilación). Elijo la prejubilación y firmo.

10 días más tarde se declara el estado de alarma y se paraliza toda la gestión del INSS sobre prestaciones. Para reclamaciones se habilita un número de teléfono y una página web. En el teléfono cuando solicitas prestaciones te mandan directamente a la página web. Y en la página web, después de lo complicado y engorroso que es rellenar el formulario y adjuntar la documentación, cuando le das a enviar te da error en el sistema y tienes que volver a empezar de nuevo. Después de intentarlo a diario varias veces, el 23/4/2020 y el 27/04/2020 consigo enviar la reclamación de la resolución, a las cuales no he recibido respuesta.

Curiosamente, a pesar de estar paralizados los procesos administrativos, el 16 de abril recibo una notificación del INSS en la que han resuelto dar de baja mi prestación de minusvalía.

Por lo tanto, a día de hoy ni cobro la pensión de jubilación, ni la de minusvalía. Pero si tengo que pagar los 426,73€ que me reclaman de la declaración de la renta, porque al haber estado de baja me han pagado dos entidades, la mutua y mi empresa.

¿Cómo le ha afectado la crisis?

Desde diciembre hasta marzo he cobrado 300 €/mes, pero en abril no he cobrado nada. Por lo que he tenido que sacar el poco dinero que tenía del plan de pensiones y el año que viene tendré que pagar a hacienda la penalización.

Vivo en un piso que no es mío en propiedad, es de todos los hermanos pero yo corro con todos los gastos (Cuota de la comunidad y derramas, luz, agua, seguro de vivienda, contribución, catastro, etc)

¿Cómo puede vivir así una persona?

Gracias a Dios tengo dos hijos que está corriendo con los gastos. Uno trabaja, pero el otro está en paro y ambos mantienen a sus familias.

Me considero una persona fuerte, pero con lo que conlleva estar en confinamiento, mas la incertidumbre que te crea esta situación económica y de desamparo por parte de la administración, mentalmente estoy pasando por un momento delicado que no beneficia a la enfermedad que yo tengo.

¿Hasta que punto ve una gran injusticia su situación?

Considero que es injusto que en este momento que ya ha empezado la desescalada, puedan trabajar ciertos sectores con el riesgo que conlleva y la administración pública haya dejado de lado estos asuntos que afectan tan directamente a los ciudadanos sumiéndoles en la pobreza.

¿Qué soluciones intenta buscar?

No tengo más recursos de los que he utilizado. Este es mi último recurso. Que todo el mundo se entere de la situación injusta en la que me encuentro.

¿Qué diría a otras personas en situación similar?

La gente se tiene que hacer visible, que cuenten lo que les pasa. Somos muchos los que estamos en esta situación y necesitamos que se nos oiga para que nos den soluciones.