El suministro de mascarillas y de material sanitario sigue siendo un problema sin resolver por parte del Gobierno respecto al Covid-19. El Gobierno, las comunidades e importadores privados han adquirido material como han podido, principalmente en China, pero sigue siendo insuficiente.

Desde hace dos semanas, el Gobierno pide a los ciudadanos que se lleve mascarilla en cualquier actividad en la calle, pero a las farmacias llegan con cuentagotas y a precios altísimos, lo que dificulta la adquisición de las mismas.

Por eso mismo, el Gobierno ha anunciado que regulará el precio en un comité en el que van a reunirse este martes con el fin de que el precio no sea fijo pero si un máximo admisible, aunque eso no va a evitar que el ciudadano tenga que abonar el 21% del IVA en la compra de mascarillas, ya que las farmacias son centros sanitarios pero no de titularidad pública.