El Pleno de Sanse con el apoyo del Gobierno municipal, a instancias de la propia plantilla de la Policía Local, aprobó dedicar las instalaciones del Parque de Educación Vial, aledañas al edificio de Protección Ciudadana, al policía Pedro Ramos, hoy ya jubilado, pero que durante cuatro décadas prestó un servicio muy destacado en el Ayuntamiento

Fue el pasado 24 de agosto cuando se procedió a bautizar oficialmente estas instalaciones con el nombre de Pedro Ramos. En este emotivo acto estuvieron presentes el alcalde, Narciso Romero (PSOE); así como el vicealcalde delegado de Seguridad, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs). También decenas de miembros de la plantilla de Seguridad del Ayuntamiento estuvieron cerca de su compañero, visiblemente emocionado por este acto de homenaje y reconocimiento.

Por su parte, Pedro Ramos, leyó unas palabras a los presentes en las que se hizo patente la relevancia de este acto y la gratitud hacia el Ayuntamiento y los empleados municipales que fueron sus compañeros durante décadas de entregado servicio a la comunidad, en particular, a la ciudadanía de Sanse:

“Es un honor para mí haber sido elegido entre muchos compañeros (sin duda igualmente merecedores de ello) para designar, con mi nombre, a la Escuela de Educación Vial de San Sebastián de los Reyes.

Quiero con estas palabras agradecer sinceramente este hecho a todos los concejales de la Corporación Municipal, al Sr. Alcalde, D. Narciso Romero; y al Sr. Vicealcalde, D. Miguel ángel Martín Perdiguero.

Igualmente debo estar agradecido a la Jefatura de esta Policía Local por la iniciativa de esta designación.

La labor que he desempeñado durante mis 39 años de servicio, que al parecer ha merecido la designación de mi nombre a esta Escuela, no hubiera sido posible sin el apoyo y colaboración de todos los integrantes de la Policía Local que durante este tiempo me ha acompañado.

Por ello, en este momento tan especial para mí, quiero recordarlos a todos: los que estáis en activo, los ya jubilados o en otras situaciones y, en especial, a quienes por desgracia ya no están con nosotros.

A veces la vida nos da mucho más de lo que pensamos nos corresponde y este es un hecho muy especial para mí que conservaré en mi corazón siempre.