La condesita roja es tonta y como buena roja tiene a los grandes medios a sus pies que le rían las supuestas gracias. Pues nada los progres tienen bula para atacar con saña, pero cuando les ponen en su sitio se ponen a llorar. La doble moral y el cinismo de la izquierda está más desatada que nunca conscientes de que no hay mayoría suficiente para derrocar a Sánchez, de momento.

En Liarla Pardo ha hecho la pelota de forma empalagosa a Rita Maestre. "La votaría hoy mismo. Me ha parecido sobrenatural, me ha parecido de otro mundo, habla el idioma que necesitamos los españoles que hablen los políticos".

Por contra Milá ha criticado la actitud de Pablo Casado durante la pandemia por el coronavirus y ha dicho que "si no la cambia, de esta va directo a la caja de madera". "Hablo simbólicamente porque no quiero matar a nadie", ha apostillado. Sólo faltaría que dijese que quiere matarlo. ¿Se imaginan si Abascal hubiese dicho que quiere una caja de madera para alguien el revuelo que se hubiese montado?

La servil periodista también ha insultado gravemente a Isabel Díaz Ayuso a la que compara con una especie de community manager de un perro; le quedan muchos años de maduración", ha expresado Milá.