No pertenecen al clero,

pero han fundado una religión:

lo políticamente correcto,

que adoran con devoción.

 

Homosexualismo, feminismo,

marxismo y revolución,

relativismo y dogmatismo

en vomitada contradicción.

 

Son estertores de enfermo

privado de la razón

con el pensamiento yermo

y podrido el corazón.

 

Si criticas esta doctrina,

es segura tu perdición,

con saña y con inquina

te acosará laica Inquisición.

 

Perderás tu trabajo.

Podrás ir a prisión.

Te cubrirán escupitajos.

No esperes compasión.

 

Te quitarán a tus hijos.

Los darán en adopción

a mariquitas canijos

dispuestos a su corrupción.