Desde el grupo Municipal de Vox, nos solidarizamos con la plataforma Más Plurales, y los movimientos llevados a cabo por las AMPAS de los colegios concertados en Móstoles en su lucha contra la LOMLOE, conocida como Ley Celaá, Ley que no busca el consenso para el modelo educativo que se quiere imponer desde el Estado, dejando a un lado a la comunidad educativa y a las familias.

En el desarrollo de esta nueva ley observamos cómo desde la Administración se intenta implantar un modelo único de educación, dejando a un lado el pluralismo, y vulnerando la libre elección de las familias, derecho avalado por nuestra Constitución Española artículo 27.3, así como por la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Entre otras aberraciones, la misma reforma pretende la desaparición de centros de educación especial en contra del criterio de las familias. Asimismo, pretende acabar con el castellano como lengua vehicular en las aulas, dotando a las comunidades autónomas la posibilidad de determinar cuál es la lengua vehicular de su territorio en el ámbito educativo.

La reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE) es fuertemente intervencionista, promueve la restricción de derechos y libertades ciudadanas y atenta contra la pluralidad de nuestro sistema educativo, valor clave y fundamental en una sociedad democrática.