Sin embargo; en las casas cristianas y lugares que se precien de serlo, se pueden mantener, tanto como el Belén tradicional, como el árbol de Navidad, pues éste con la estrella en lo alto de su copa, rinde homenaje al nacimiento del niño Jesús.

Sin duda los pueblos y sobre todo el español, son muy dados a priorizar lo de fuera, por encima de las tradiciones cristianas de una España, que siempre fue un ejemplo en la cristiandad. Son verdaderas esponjas, cuando se trata de tradiciones exteriores, para enaltecer el paganismo e incordiar a la fe católica.

Belén de Arnolfo di Cambio, Basilica di Santa Maria Maggiore, Roma

El museo de belenes más grande del mundo

Los niños de ahora, van a remolque de las televisiones del  Régimen Comunista y  Masón, actual y de los padres modernos, que son los primeros en proclamar las creencias paganas, como divertimento y chanza a las cristianas, pues la fe en ellos, es simplemente un pasatiempo, en el que a la pregunta de si eres católico, la mayoría dice que SI, pero sin embargo, no ejerce como tal.

1º).- Prueba de ellos son los carnavales, tan señalados para los nuevos padres y sus hijos, a los que como gracia, visten esperpénticamente de figuras cristianas, paganizadas o para crear chanza y desprecio.

2º).- Del Día de los Difuntos o Día de Todos los Santos, conmemorado para rendir culto y plegaria, por nuestros queridos familiares fallecidos, hemos pasado a la verbena de la noche de Halloween, un festejo pagano conocido como la Noche de Brujas Samhain. En la Irlanda pagana, que no la zona católica, se celebra el 31 de Octubre, cuando la temporada de las cosechas terminaba a su fin y daba comienzo el “año nuevo celta”.

Los disfraces son esperpénticos, satíricos y hasta de muy mal gusto, intentando hacerse o representar el más osado y nombrándole como el primero en el puesto del Concurso “Al mayor gilipollas”

3º).- San Nicolás, católico, transformado en el Papa Noel pagano. Que ya ha sido aceptado por propios y extraños desde hace años.

Sin embargo; en una cosa están todos de acuerdo, católicos, paganos, creyentes, herejes, masones, comunistas, anarquistas, …, y es en la celebración del final de año o “NOCHEVIEJA”, que todos la celebran con gran divertimento y albedrío. Su toma de uvas, a las campanadas del Reloj más emblemático, construido por el relojero leonés D. José Rodríguez Losada ·Losada”, en el año de 1.863 y que funciona a la perfección con total exactitud. Dicho reloj se encuentra en la torre de la antigua y leal Casa de Correos, también fue Edificio de Gobernación,  hoy Presidencia de la Comunidad de Madrid, edificio construido en 1768

La celebración, descorchando Cava, es de un jolgorio y una euforia desbordante, los amigos y familiares se abrazan, bailan, chillan, dan vivas, a cada trago. Todos contentos, todos ufanos. Pero, ninguno de ellos no sabe que no es que estén celebrando solo el final de un año y el venidero, sino que están reafirmándose en el año de GRACIA EN EL QUE NACIÓN NUESTRO NIÑO JESÚS, pero son tan imbéciles, mediocres y analfabetos, que ni lo saben y si lo saben da igual: ¡UN DÍA ES UN DÍA!

Esas misma gentes, repelentes a Dios, que veneran a Satanás, tampoco saben  que quiere decir;  año 450 a. C. o año 450 d. C.

GRANDES BELENES MONUMENTALES HISTÓRICOS

El primer belén lo realizó San Francisco de Asís, en 1223, en Greccio, en la provincia de Rieti (Umbría). La idea se le ocurrió durante un viaje a Palestina en 1222; cuando en el otoño de 1223 fue a Roma a visitar al Papa Honorio III, para la aprobación de la Regla definitiva, pidió permiso al Santo Padre para poder representar la Navidad

A partir de ese momento, la costumbre de representar el nacimiento de Jesús se difundió por toda Italia. Unas décadas más tarde, se creó el primer belén con figuras. Se discute si la fecha de su creación fue 1283 o por el contrario 1291, ocurriendo durante el pontificado del Papa Nicolás IV (1288-1292).

El belén napolitano del Palacio Real, una joya de la Navidad

El belén napolitano más antiguo conservado en España es el «Belén de Jesús» de Palma de Mallorca, instalado en la iglesia del Hospital Provincial de la ciudad y fue creado entre 1475-1480, por la familia Alamanno, artesanos que ya habían creado otros belenes en Italia.

Escuela ítalo-borgoñona, atribuido a los Alamanno, Belén de Jesús. Siglos XV-XVI, Palma (Mallorca), iglesia de La Anunciación del Hospital General, Santuario del Cristo de la Sangre.

El también virrey de Nápoles Manuel de Zúñiga y Fonseca (1631-1637) regalaría a su hija un belén de unas veinte piezas mientras estaba en el convento de Madres Agustinas Recoletas de Monterrey de Salamanca.

Belén de las agustinas recoletas (foto: agustinosrecoletos.com)

Pero no le quitemos méritos a Carlos III, fue él, quién ordenó instalar un Belén en Palacio para su hijo Carlos (futuro Carlos IV) que se conoció como el “Belén del Príncipe”

 

Además, su belén, llegó a tener cerca de 6000 piezas entre las cuales se colocaban campesinos con los trajes típicos de las regiones españolas. Hacia el siglo XIX se siguió ampliando con animales y un séquito de Reyes obra de Giuseppe Sanmartino traídas por María Cristina, esposa de Fernando VII.

Las vicisitudes de la historia de España han hecho que muchas de estas figuras se perdiesen, encontrándose algunas en un anticuario de Barcelona en los años 80 según nos cuenta Ángel Peña.

Belenes de España

El Belén de San Lorenzo de El Escorial, a solo 10º metros del la 8ª maravilla del Mundo, el Monasterio de El Escorial, un impresionante monumento austero, pero palaciego, que es, Catedral, Biblioteca, sepultura de Reyes, Reinas y Príncipes, que es Museo pictórico, que es toda una joya, que como cofre, en su interior las guarda.

En ese espléndido Belen, que mide más de 300 metros y abarca numerosas calles del pueblo escurialense, es impresionante y a mí personalmente, me trae muchos recuerdos, pues todos los años iba con mis hijos desde muy pequeños a verlo. El año pasado estuve con mi hijo Manuel Emilio, este año, ya no voy, ni creo que iré, porque los recuerdos, cuando han sido bonitos, mejor guardarlos como tales.  

24 Años de Belén Monumental en San Lorenzo de El Escorial

EL ÁRBOL DE NAVIDAD:

Jeremías, el profeta del siglo VII a.C., dice que "las costumbres de los pueblos son vanidad" porque un leño "con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva". Jeremías se refiere a la vanidad de adorar "objetos sin valor", propia de los paganos, en vez de venerar al Señor, "el Dios verdadero". El árbol de Navidad no existía como tal, pero estos versículos revelan una costumbre ancestral: cortar un árbol para adornarlo o, como hacían los babilonios, para dejar regalos debajo del mismo. Tertuliano, un cristiano que vivió entre los siglos II y III d.C., critica los cultos romanos paganos, imitados por algunos de sus correligionarios, de colgar laureles en las puertas de las casas y encender luminarias durante los festivales de invierno. Los romanos adornaron las calles durante las Saturnales, pero fueron sobre todo los celtas quienes decoraron los robles con frutas y velas durante los solsticios de invierno. Era una forma de reanimar el árbol y asegurar el regreso del sol y de la vegetación. Desde tiempos inmemoriales, el árbol ha sido un símbolo de la fertilidad y de la regeneración.

 

El árbol de Navidad recuerda al árbol del Paraíso de cuyos frutos comieron Adán y Eva, y de donde vino el pecado original; y por lo tanto recuerda que Jesucristo ha venido a ser Mesías prometido para la reconciliación. Pero también representa al árbol de la Vida o la vida eterna, por ser de tipo perenne. Por otra parte, el árbol navideño simboliza la descendencia y el brote del Árbol de Jesé que sería Jesús, el culmen de las profecías.5

La forma triangular del árbol (por ser generalmente una conífera, con particular incidencia del abeto) representa a la Santísima Trinidad. Las oraciones que se realizan durante el Adviento se diferencian por un color determinado, y cada uno simboliza un tipo:

  • El azul para las oraciones de reconciliación.
  • El plata para las de agradecimiento.
  • El oro para las de alabanza.
  • El verde para las de abundancia, fortaleza y naturaleza.

 

Según algunas iglesias cristianas, el 25 de diciembre era la fecha observada por los paganos de la antigüedad como el día del nacimiento de un deida pagana, asociada con el dios del sol. La reina Semiramis (relacionada con Nemrod) y sus seguidores sostenían que el 25 de diciembre, un árbol siempre verde brotaría durante la noche de un tocón seco en Babilonia, y que Nemrod volvería secretamente todos los años a la misma hora para dejar presentes en el árbol.

Pero con el fin de convertir a los pueblos paganos al cristianismo, la Iglesia Católica estableció el 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesús. Así, en lugar de celebrar a un dios pagano, se estaría celebrando al Dios judeocristiano.

No obstante el árbol de Navidad, también tiene una gran parte cristiana, desde que en su copa, dispone de una gran estrella, que la simboliza.

La tradición de adornar el árbol navideño parece que se inició en Alemania y Escandinavia en los siglos XVI y XVII, extendiéndose posteriormente a otros países europeos.1​ Para su decoración se emplea en la actualidad una gran diversidad de objetos y elementos, siendo los más tradicionales:

  • Estrella: colocada generalmente en la punta del árbol, representa la fe que debe guiar la vida del cristiano, recordando a la estrella de Belén.
  • Esfera: al parecer en un principio San Bonifacioadornó el árbol con manzanas, representando con ellas las tentaciones. Hoy día, se acostumbra a colocar bolas o esferas (en algunas regiones también llamadas bambalinas chirimbolos), que simbolizan los dones de Dios a los hombres.
  • Lazos: Siempre se ha pensado que los lazos representan la unión de las familias y personas queridas alrededor de dones que se desean dar y recibir.
  • Luces: en un principio velas, representan la luz de Cristo.

 

Árbol de Navidad en la plaza de la Ciudad Vieja de Praga, donde la ceremonia de encendido atrae cada año a miles de personas.

 

Ande, ande, ande La Marimorena Villancico Navidad letra, Musica Navideña En el Portal de Belen, Niño

 

El pasado sábado, tuvimos la suerte un año más de escuchar a nuestros niños las Voces Blancas, que como ángeles, nos deleitan todos los años, con un recital que se celebra en la Santa Basílica Pontificia de nuestro Emblemático Valle de los Caídos, caídos por Dios y por la Patria.

Es un orgullo el poder oírlos y charlas con ellos.

El próximo día 24, día de La Nochebuena y después de la Santa Misa de El Gallo, nos deleitarán con 7 u 8 Villancicos, que nos harán caer unas lágrimas y sobre todo a mí, este año sin la presencia de mi hijo, por el que cruelmente he sido abandonado.

Valle de los Caídos. Festival de Navidad. 11-12- 2021