Desde que en 2009 apareció la aplicación de WhatsApp ya no podemos vivir ella. Es la aplicación de mensajería instantánea gratuita más utilizada a nivel mundial. Gracias a su rapidez, popularidad y a nuestra necesidad de estar conectados 24/7, se ha convertido en la herramienta principal para estar en continua comunicación y actualizarnos de las novedades de nuestros círculos sociales.

Su potencial fue reconocido por Facebook y en 2014 la compró por 19 mil millones de dólares. Además de las continuas actualizaciones y novedades que ha ido trayendo whatsapp desde su nacimiento, a finales de este 2020 seguirá renovándose. Whatsapp no permitirá formar un grupo sin el consentimiento de sus integrantes, también se podrán abrir enlaces compartidos sin abandonar la aplicación o se podrá reproducir un mensaje de voz desde la pantalla de notificaciones.

Entre todas sus posibilidades, el 55% de los candidatos usa esta aplicación para postularse ante el departamento de recursos humanos o encargado de selección a través del número de contacto. El 20% difunde la misma solicitud de trabajo entre diferentes compañías. El 15% la usan para cambiar el horario de una entrevista o anularla y el 10% para despedirse de su actual empleo.

Por otro lado, las empresas encuentran en WhatsApp una herramienta para comprobar rápidamente las habilidades comunicativas de los candidatos. Aparte del nivel de escritura y la capacidad de expresión, a través de esta aplicación se pueden detectar las llamadas "habilidades blandas". La sociabilidad, asertividad, la capacidad de decisión o el estado emocional son rasgos que se pueden identificar fácilmente a través de un chat y que son decisivos para superar con éxito una fase del proceso de selección.

Aparte de todo lo que una conversación puede transmitir de una persona, los " aspirantes" también deben tener en cuenta ciertas cosas para no quedarse con las ganas de ser entrevistados, en primer lugar la imagen que están mostrando en el perfil. En este caso la imagen tiene que transmitir seriedad, confianza y rigurosidad y a ser posible, que sea la misma que en el resto de redes sociales para generar recuerdo y situarse por delante del resto de candidatos en los procesos de selección.