El Instituto de Política Social (IPSE), ha denunciado hace unos minutos lo que consideran un “atentado” muy grave contra los niños y las familias al querer adelantar el cambio de sexo sin informes médicos y dar tratamientos hormonales desde los 16 años, algo que a juicio de este Instituto es una barbaridad. 

El presidente de la entidad, Pablo Hertfelder García-Conde, ha expuesto que se está haciendo política con los niños, el colectivo más vulnerable e indeciso para este tipo de decisiones y ha denunciado que no se puede apoyar una tramitación de Ley que pone a los padres al margen de una decisión tan importante como es la del cambio de sexo. 

“Este borrador es la propuesta de Ley más agresiva que he leído nunca. Quieren permitir que menores de 16 años puedan cambiar su identidad sexual, menores que no tienen capacidad para tomar una decisión como puede ser esta. Sino ya de paso, que permitan desde los 16 años a los menores comprar tabaco, ya que permiten que se cambien de sexo ¿no?”- se pregunta el presidente del Instituto de Política Social, Pablo Hertfelder García-Conde. 

Denuncian que se “oprime” la valoración médica y señalan que para un proceso como es este, los médicos son fundamentales y denuncian que se está normalizando un proceso que a juicio de la entidad no lo es, precisa de un amplio reconocimiento médico y de un seguimiento por parte de un especialista. 

El Instituto de Política Social (IPSE) es un organismo internacional civil, de carácter independiente, fundado en 2019, que tiene como misión la promoción de la familia y la ayuda a sus componentes. Cuenta con estructura y representación en diversos países de Europa e Iberoamérica.

Instituto de Política Social | www.ipsenacional.es | +34 690 66 10 37 (Prensa) 

El Instituto de Política Social (IPSE), ya le hizo un guiño al mensaje de la asociación Hazteoir que decía “Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva, que no te engañen”, mensaje que para esta entidad no fue una condena, sino una muestra de lo que dice la biología y la propia ecología humana. 

El propio Hertfelder García-Conde, ha pedido a la Ministra Montero, que frene esta “Ley atroz” así la ha calificado y ha advertido que el Instituto se sumará a todas las iniciativas del feminismo que no está conforme con esta ley y advierten con sacar una campaña adelante de sensibilización social para demostrar a España que con los niños no se hace política y mucho menos en cuestiones sexuales.  

“No me entra en la cabeza, como una ley tan mezquina puede plantearse, España suspende en políticas sociales, no podemos tolerar que se oprima la visión de los médicos sobre este tema, no podemos permitir que se adoctrine sexualmente a nuestros hijos y mucho menos que se aparte a los padres en una decisión como es ésta. Esta ley es una aberración” - ha señalado el presidente del Instituto, Pablo Hertfelder García-Conde.