El Gobierno municipal de Sanse trabaja para poner todos sus recursos a disposición de que la próxima apertura del curso escolar 2020-2021 tenga lugar con un máximo de seguridad  sanitaria y un mínimo de incertidumbre para los alumnos y para las familias del municipio.

Durante el pasado mes de julio, el gobierno municipal acometió reformas de calado en numerosos centros públicos educativos por un importe superior a los 366.000 euros, con el objetivo de optimizar las instalaciones para el mejor desarrollo posible del curso por venir y de poner a disposición del alumnado y de la comunidad educativa todos los medios posibles para un comienzo escolar con un mínimo de riesgos.

Con el antecedente de la carta que el pasado 24 de junio el ejecutivo municipal envió a la Dirección del Área Territorial Norte, dependiente de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, el Gobierno de Sanse ha enviado una nueva misiva el viernes 21 de agosto con el objetivo de reiterarse en la solicitud de una reunión con su director, José Carlos Fernández Borreguero.

El objetivo de este encuentro es el de emprender todas las acciones conjuntas y de coordinación necesarias para garantizar la mejor y más segura vuelta al colegio, para la máxima tranquilidad de las familias del municipio de San Sebastián de los Reyes.

“Estamos en fechas muy próximas a un inicio de curso muy especial, en el que tenemos que responder con soluciones eficaces a la creciente incertidumbre de las familias y de los vecinos del municipio”, afirma el concejal delegado de Educación, Andrés García-Caro (PSOE), que añade que la delegación pone a disposición de la comunidad educativa todos los recursos que puedan resultar necesarios, “siendo la educación pública y el bienestar de los alumnos lo más importante para nosotros”.

“Las obras emprendidas durante el mes de julio en los colegios responden a la firme voluntad municipal de garantizar el mejor estado de las infraestructuras, pero también de acometer cualquier reforma que facilite un comienzo de curso marcado inevitablemente por la incertidumbre”, ha declarado el vicealcalde, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs).

“Se trata de un inicio de curso de una gran complejidad en el que, como en otros ámbitos, la coordinación entre administraciones se torna clave para garantizar un máximo de seguridad sanitaria y de calidad para los alumnos y para sus familias”, concluye el alcalde, Narciso Romero (PSOE).