Estaba  disfrutando del magnífico día de hoy en Gavá, día de sol brillante y brisa suave pues tenemos un clima  envidiable durante las cuatro estaciones, (idéntico al de Sitges --pues como allí, tenemos  la espalda Norte protegida por montañas--   tomando un café y…  pensando en la redacción de un  saludo a los asistentes a las Jornadas de Zaragoza por la Unidad Caótica de España,  saludo  decidido desde el primer momento en que tuve noticia de la  convocatoria,  pero que,  luego nuestro Presidente y su leal escudero en el Oasis gerundense -- Jesús Ortiz--  se han encargado de hacerlo una “obligación” insoslayable. En eso estaba, mientras  invocaba las luces del Espíritu Santo  rezando mentalmente el “Veni Sancte spíritus et emitte coelitus lucis tuae radium. Veni Pater pauperum veni dator múnerum,  veni lumen cordium”… cuando  se me acercó un vecino amigo --de esos de la generación intermedia entre la mía y la de mis hijos, los nacidos cuando ya “se extinguían las cartillas de racionamiento” y cuando España empezaba a ver el final del túnel de las persecuciones por parte de los vencedores de la  II Guerra Mundial. Consecuentemente   había vivido la Paz de Franco y tras su muerte que  estamos pasando todos, fruto normal de la Democracia Partitocrática. En manos de  cabezas de chorlito con … Digo que se me acercó como quien no quiere que se enteren los demás para decirme: _--¡Nosotros que hemos vivido los mejores tiempos! y que ahora presenciamos  los desastres causado por el irresponsable que nos gobierna…

Le di la razón pero como le esperaba su mujer  cortamos la conversación… y me quedé solo con mis pensamientos… Me había hecho reflexionar  y me dije: Tengo que invitarles a que   aprovechen al máximo  el tiempo y carguen las pilas  para  asimilar a fondo esta tremenda verdad que los españoles  han olvidado: la VIGENCI IMPRESCRIPIBLE DE LA UNIDAD CATÓLICA RELIGIOSA Y POLÍTICA DE ESPAÑA.      

Mi vecino  sin saberlo me lo estaba sugiriendo: “HEMOS VIVIDO LOS MEJOREDS TIEMPOS” de la reciente Historia de España… ¿Pero por qué? Cuando los turistas empezaron a conocer a España, se fueron enamorando… y repetían una y otra vez su visita a España.

Pero , ¿Por qué?

Simplemente porque “lo que aquí vivían era diferente”… Y esa diferencia tenía mucho que ver con el ADN  de nuestra Hispanidad, la fe Católica que había vivido dos mil años.

. Habían oído hablar de la “dictadura “ y el “fascismo” del Gobierno español, pero cuando venían y comprobaban que  nuestra Patria era la tierra de la verdadera LIBERTAD, DONDE NO SE HABLABA ni de Constituciones, ni de  “estados de Derecho” pero hacíamos lo que nos venía en gana con la mayor naturalidad y disfrutábamos,  salvo unos pocos chorizos y aspirantes a  ladrones de las arcas públicas.—Lo repito porque es fundamental no olvidarlo: unos pocos chorizos y aspirantes a ladrones amargados  porque con Franco no podían robar ni edra bien visto cambiar de mujer  cada cierto tiempo.

Tampoco a nadie le interesaba la política  de eso se encargaba el abuelo del Pardo que o hacía muy bien. Tan bien que nos acostumbramos mal.

Pero esa era la realidad, y el fundamento de aquella Paz y Prosperidad y que avanzaba  con  los días a pasos agigantados. Desgraciadamente la Iglesia no se preocupó de recordarles a los católicos que el franquismo era catolicismo contante y sonante de un precio infinito  y por eso los estúpidos “anticonstantinianos” y “modernistas” lo tiraron por la borda… y  hoy pagan a su estupidez y sobre todo la estupidez llegada de Roma en mala hora, con los Montini, Roncalli, Bea, Martini, Rahner y Cía.

Franco y el Gobierno nacido de la Victoria sobre los Hijos de Satanás habían decidido que las Leyes tenían que estar conforme con la Ley de Dios y para ello quisieron tener obispos y sacerdotes en las Cortes, que las iluminaran, independientemente de que los procuradores solían ser gente de Fe católica –si no todos practicantes, la mayoría eran creyentes  y convencidos de que la moral Católica y su Fe son parte de la esencia del ser español

Por otra parte, los temas de las conferencias anunciadas estaba n proclamando.  indirectamente una triste VERDAD: LOS FUNDADORES Y LOS PILARES DE LAS Jornadas estaban siendo llamados por Dios para darles el premio merecido y, los que aún siguen siendo parte fundamental en la organización de las mismas,  empiezan a sentir el peso de los años, lo que quiere decir que importa --¡y mucho!-- ver la forma de aumentar los  continuadores  para lo cual es vital encontrar  el modo promocionar a lo largo de todo el año, no solo un par de meses antes,  Jornadas, y que dejen de ser una especie de “coto reservado” a unos pocos.

Creo, por lo que me atañe  haber dado ejemplo en una forma muy práctica… He tenido la suerte de ver publicado sin la menor censura  --no de ideas, sino en espacio y tiempo— en el CORREO DE ESPAÑA todo cuanto envío... Abusando de esa facilidad de expresar lo que me parece, publiqué, hace unas semanas, un artículo invitando a los lectores del ese diario  de Internet (que por lo que me han dicho leen  muchos miles) titulado “ ORNADAS MUY IMPORTANTES. Aprovecho para invitar a todos a su lectura diaria, suscribiéndose.… No tendrán tiempo para leer todo,  pero cada día encontrarán algún artículo que los animará a seguir en el buen camino de servir a Dios y a España.

Las conferencias de estas JORNADAS  nos recuerdan que, últimamente,  han ido  a recibir el premio del buen sembrador, los irremplazables maestros,  Manuel de Santa Cruz, Carlos González, José Luis Díaz,  José Fernando Silva, entre otros, lo que si bien por una parte es motivo de dar gracias a Dios por darnos intercesores que han vivido lo mismo que nosotros, por otra, debemos lamentar la pérdida de pilares importantes de este edificio levantado y embellecido con esfuerzo desde hace treinta y tres años.

Me encantaría seguir charlando con ustedes pero les esperan horas de atención y no quiero que mis palabras les cansen  de entrada.

Termino por donde debería haber empezado: Me uno a todos ustedes en estas Jornadas ya que mis años pesan demasiado y mis tobillos no me permiten la movilidad que quien jugaba horas  y horas al frontón… o empleándolas en cosas más serias.

No estaré con vosotros pero sí  me tendréis empujando lo poco que puedo con mis oraciones. Y  rezad  por que cumpla con el dicho del Apóstol: “Bonum certamen certavi… “combatí el buen combate”…¡hasta el “cursum consumavi”.

Estoy seguro de que serán un éxito y termino repitiendo que no descuidéis en organizar el “reclutamiento” de nuevos militantes por la UNIDAD CATÓLICA DE ESDPAÑA  de V IVENCIA IMPRESCINDIBLE.  Porque como se repite una y otra vez: ¡”ESPAÑA SERÁ CATÓLICA O NO SERÁ!”. Lo sabe muy bien la Sinagoga de Satanás y sabe  exactamente a la perfección como conseguir descristianizar a la que fue la NACIÓN CATÓLICA POR ANTONOMASIA.

          ¡Viva la Virgen del Pilar!, a cuyos pies debemos estar siempre. ¡Viva Cristo Rey! ¡Arriba España!