Para ofrecer un mejor servicio, desde el Ayuntamiento de Barcelona, se está revisando las normas para dar a los turistas la mejor experiencia en la ciudad. Eso sin lugar a duda va a repercutir en todo el sector y en todas las actividades en las que se ven implicados los turistas que llegan de todas partes del mundo a la ciudad condal.

Nueva declaración de prácticas para los turistas

 

Desde el Ayuntamiento de Barcelona, junto con dos Asociaciones destinadas a los turistas han comenzado a redactar una nueva declaración de buenas prácticas. Todo ello con el fin de poder guiar de forma exacta y mucho más concreta a los turistas que se encuentran en Barcelona, principalmente en el casco antiguo.

El objetivo principal de estas nuevas prácticas es el hecho de evitar que haya aglomeraciones y que, por lo tanto, el turista y los vecinos de Barcelona convivan en total armonía y tranquilidad.

Este acuerdo es parte del primer documento que se firmó en el año 2017. Allí no solo se busca el hecho de tener buenas prácticas en la vía pública, sino que también se busca poner en valor a los guías de turismo y a todos los sectores, entre ellos la gestión de apartamentos turísticos en Barcelona.

¿Cuáles son las nuevas prácticas para tener un turismo de calidad?

Lo que se busca principalmente es que los grupos de turistas que hacen algún tour no sean de más de 15 personas. A su vez, se solicita el uso de radioguías con el fin de evitar los gritos o el uso de altavoces que molestan y generan contaminación acústica.

En espacios como por ejemplo la Plaza de Sant Felip Neri o calles como Sant Honorat, Bisbe o del Call se va a utilizar un único sentido para evitar así las aglomeraciones. Algo similar sucederá en zonas como la plaza Sant Jaume y Reial en donde se solicita que los grupos de personas no sean de más de ocho.

Otras prácticas que se reflejan en el documento

La declaración de las buenas prácticas para el turista tiene un total de 18 puntos. Otros de los que se destacan es el hecho de que se solicita dejar el 50% del espacio de la calle libre para que otras personas circulen. Se pide que este espacio sea por la derecha.

Además, se fijan cuatro puntos de encuentros para los grupos de turistas que van a visitar la ciudad:

Se pide que toda esta información se deje plasmada en los pisos turísticos para lo que se está generando material promocional. Podrá ser parte de los detalles que generalmente se dejan junto con los mapas en los pisos turísticos en Barcelona que gestionan profesionales como GuestReady o los que gestiona el propio dueño. Estos elementos son siempre bien recibidos por parte de los turistas que agradecen tener información, apenas llegan a su alojamiento.

Grupos de turistas en mercados

Uno de los mayores atractivos que tiene la ciudad de Barcelona es la visita a los mercados. A partir de ahora, los viernes y sábados desde el 1 de abril al 30 de octubre, se prohíbe la entrada a grupos de más de 15 personas. Esto es debido a la gran dificultad de coordinación en su interior y cómo llegaban a entorpecer el paso del resto de los visitantes e incluso de las personas que se encontraban trabajando en el mercado.

Un turismo relacionado con las experiencias

La gran mayoría del turismo que recibe España viene buscando sol y playa, así como también visitas culturales en las ciudades más importantes del país. Por ese motivo, los expertos recomiendan al sector inclinarse por ofrecer una experiencia al turista en donde se den servicios de calidad y auténticos, para salir de lo tradicional y lo clásico que se ve en otros lugares.

Es ahí en donde estará el momento diferenciador y que permitirá que personas que ya hayan visitado la ciudad quieran volver para vivirla de una forma completamente diferente.

Eso es lo que se está buscando, no solo en Barcelona, sino en otras ciudades como Mallorca, Ibiza o Benidorm. Se quiere dejar atrás la imagen de una ciudad para jóvenes que buscan emborracharse y pasar más al tipo de turismo de experiencias donde se valora cada detalle y el conocer a fondo la ciudad o desconectarse del mundo y de su día a día.

No hay dudas que Barcelona está cambiando y con ello también todo lo que se refiere al turismo, alojamientos y más.