El Virgin Money Unity Arena de Newcastle ha sido el lugar escogido por Sam Fender para realizar el primer concierto al aire libre y con distancia de seguridad. Las imágenes hablan por sí solas: plataformas distanciadas con más de dos metros, aforo controlado y una sectorización de la pista que evidencia que, si se quiere, la cultura puede ser 100% segura en esta nueva era post pandemia.

El recinto ha sido el primero en Europa en adoptar unas medidas que requieren de una inversión superior a la estipulada inicialmente, así que es lógico que algunas giras no puedan hacer frente al aumento de presupuesto que supone garantizar la seguridad de quienes acudan.

De 45.000 a 2.500 asistentes: la gran renuncia

Coronavirus: Sam Fender to headline UK's first dedicated socially ...

Cumplir con la ley -y ser escrupulosamente prudente a la hora de organizar espectáculos de este tipo- requiere renunciar a una gran parte del público que podría formar parte del evento. Según se observa en multitud de vídeos publicados en redes sociales, sin tener el cuenta el distanciamiento y las plataformas, el espacio estaría preparado para albergar a 45.000 personas, 43.000 más que las permitidas en plena crisis sanitaria. 

Sam Fender da el primer concierto con distanciamiento social en ...

Gracias a este planteamiento, cada usuario disponía de alimentos y bebida que previamente habían adquirido. De esta manera, quedaba prohibido salir de la plataforma salvo en caso de emergencia. Además, proveía al recinto de una seguridad extra al garantizar que ningún asistente se cruzaría a menos de dos metros con cualquiera de los allí presentes.